El gobierno finalizó aliviado en una semana complicada

El gobierno de Capitanich atravesó la semana con mayor carga de rumores sobre cambios de gabinete y con la prensa provincial y nacional batiendo el parche del alejamiento de la Ministra de Salud, Oficialismo y oposición intercambiaron munición gruesa.
Jorge Capitanich regresó del cumpleaños de su hija mayor en Buenos Aires, sabiendo que enfrentaría una difícil semana. La epidemia de dengue que colocó al Chaco en los medios nacionales, la cuarta visita de la ministra Graciela Ocaña, la interpelación a Sandra Mendoza, los movimientos sociales que no cesan en sus demandas, la cercanía de las elecciones y la definición de las listas con los aliados, eran sólo algunos de los temas de agenda prioritaria y sin postergaciones que debía resolver.

El lunes con la Ministra de Salud de la Nación recorrió las zonas donde la epidemia de dengue no da respiro. En esa jornada comenzaron a arreciar los rumores convertidos en una bola de nieve sobre los cambios de gabinete.

Los medios comenzaron a hacerse eco de las versiones y hasta el diario de mayor circulación de la provincia tituló que se venían los cambios de ministros y que comenzaría por la cartera sanitaria, aludiendo incluso al reemplazante de Sandra Mendoza.

El propio Capitanich salió al cruce y en declaraciones a un canal de noticias expresó que los cambios los produce solamente el gobernador, que también es el que firma los decretos. A esa altura de las circunstancias, la prensa nacional mencionaba el inminente alejamiento de la señora del gobernador y el diario Clarín en su sitio web daba cuenta de una encuesta en la que preguntaba a sus lectores si la ministra de salud del Chaco debía permanecer en el cargo. Con más de 15 mil votantes la encuesta daba un categórico resultado de más del 94% que optaron por la partida de Sandra Mendoza. Uno de los aliados del Frente Chaco Merece Más, Oscar Arévalo, dijo en Radio Ciudad lo que todos callan o sólo murmuran, "la ministra de Salud se tiene que ir".

Luego de estos episodios no menores, el gobernador siguió con su agenda en su despacho y con mucho despliegue en el interior provincial, pero según sus colaboradores inmediatos se lo observaba inquieto. Mientras tanto, los funcionarios con responsabilidades en la confección de decretos, negaban los rumores de cambios de ministros.

A mitad de semana la incógnita pasó a ser si la Ministra de Salud acudiría al recinto de la Legislatura, para someterse a la interpelación por la epidemia de dengue, pedida por el bloque de la Alianza y votada por unanimidad.

El jueves el gobernador atendió por la mañana en su despacho y luego partió al interior, pendiente de lo que ocurría en la Cámara de Diputados. Sandra Mendoza fue temprano a brindar el informe solicitado y el único que estaba en el recinto de sesiones era Daniel San Cristóbal. Los integrantes de los bloque de la Alianza y el PJ estaban reunidos, anudando los últimos detalles de la interpelación, que había generado una gran expectativa. Por un lado estaba la incógnita de cómo iba a encarar las respuestas al cuestionario de siete puntos la ministra de Salud y por otro lado, porque en la legislatura conocen muy bien el fuerte carácter que tiene Sandra Mendoza.

La titular de la cartera sanitaria chaqueña, armó junto a su equipo de trabajo que la acompañó en el recinto, una estrategia de desgaste de diputados, periodistas y del auditorio en general. Habló del proyecto de salud y de las realizaciones de su ministerio, nada más y nada menos que 16 horas. Para la oposición "divagó", "no asumió responsabilidades", "habló de todo, menos de la epidemia de dengue". Para el oficialismo, Sandra Mendoza salió airosa con su argumentación. Mientras la Alianza terminaba pidiendo la renuncia de la ministra y algunos hasta el juicio político, en el gobierno respiraron aliviados y lo analizaron como una victoria, también respondieron que iniciarán acciones legales por los dichos de Eduardo Siri. Mientras tanto la epidemia de dengue sigue azotando la provincia y se deberá encarar un trabajo a destajo durante muchos años para paliar la situación.

Hasta que la Cámara de Diputados no cambie su reglamento y normatice de una manera clara y precisa las interpelaciones, éstas van a seguir siendo inconducentes y los ministros podrán leer durante interminables horas informes tediosos. En otras legislaturas el interpelado tiene una hora para referirse a la temática en cuestión y después comienzan las preguntas puntuales y los intercambios. De esa manera se lleva adelante un verdadero debate de la cuestión que mereció el consiguiente informe, no se dilapida el tiempo y además vale para sacar conclusiones. Esto hace y aporta a la calidad institucional. Dependerá de quienes tienen responsabilidad de gobernar y de la mayoría legislativa, comenzar a debatir una verdadera reforma política.

De cara a las elecciones del 28 de junio

Tanto el Frente Chaco Merece Más como la Alianza Frente de Todos, están enfrascados por estas horas a pulir sus boletas de candidatos. "todavía no hay listas" aseguró Domingo Peppo, "hay más de 50 postulantes" dijo el titular de la UCR Benicio Szyimula.

Los partidos integrantes de la coalición de gobierno se reunieron en General San Martín y le hicieron conocer a Aldo Leiva y Domingo Peppo las aspiraciones y pretensiones de cada una de las fuerzas, quedó definido en ese encuentro que dirigentes del PJ van a encabezar las boletas nacionales y provinciales. Ahora, será Jorge Capitanich quien comenzará a definir las candidaturas. "La idea es tener la lista unos días antes del cierre que es el 9 de mayo", afirmó el Ministro de Gobierno. Todavía no hay definiciones con respecto a quienes pretenden la reelección de sus bancas. El 28 de abril fecha en que vence la inscripción de frentes electorales, se sabrá si alguno de los aliados se anota por las dudas y si queda afuera presentarse con otra boleta. El oficialismo sabe que es una elección clave y apunta a obtener la mayoría en la Legislatura.

En la Alianza hay reuniones decisivas y en este caso es Angel Rozas quien tiene la última palabra, desde que regresó de la Convención Nacional de la UCR en Mar del Plata, no paró un minuto, dicen en su entorno. El Foro de Intendentes pretende tres lugares en la lista y Aída Ayala es hoy la candidata a encabezar la lista de diputados provinciales. La Intendente de Resistencia no se cansa de repetir que "es un soldado de la causa" y aunque no está muy convencida de participar en esta contienda, sabe que las encuestas de imagen la favorecen y no le quedará alternativa. El 5 de mayo tienen previsto presentar las listas de candidatos y hasta esa fecha no habrá pausa, en el caso de la cantidad de postulantes existentes, tendrán que aprender a manejar las ansiedades. Son concientes que es la primer elección que encaran sin ostentar el poder y que precisan ser protagonistas en éstas, que son la cabecera de playa para el 2011.

Va a ser la campaña política más corta, pero teniendo en cuenta los prolegómenos, puede llegar a ser la más dura y virulenta de los últimos años. Estará en la capacidad de quienes conducen y en las estrategias elegidas, que en esta contienda electoral privilegien el debate de ideas y propuestas, por sobre las diatribas y las chicanas. La ciudadanía aguarda expectante que los políticos estén a la altura de las circunstancias y no se dilapide una nueva oportunidad.

Comentá la nota