El Gobierno de facto de Honduras a la OEA: "Sólo una invasión detendrá las elecciones"

Roberto Micheletti le dijo a los delegados de la Organización de Estados Americanos que nada podrá detener las elecciones presidenciales que convocó, luego del golpe que derrocó a Manuel Zelaya
El gobernante de facto de Honduras, Roberto Micheletti, afirmó a los cancilleres y representantes de varios gobiernos latinoamericanos que las elecciones generales se realizarán el 29 de noviembre y que sólo debido a "un ataque (externo) o que nos invadan" podrán detenerse. "De otra manera no hay forma de impedir las elecciones", agregó.

Micheletti habló de esta forma ante la Comisión de Cancilleres y representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), así como su secretario general, José Miguel Insulza, que lo visitaron en la Casa Presidencial.

Insulza, los cancilleres y representantes arribaron a Honduras para ser testigos del inicio de la Mesa de Diálogo instalada entre los representantes de Micheletti y los del derrocado mandatario Manuel Zelaya.

La Mesa de Diálogo busca una solución a la crisis política hondureña desatada el pasado 28 de junio cuando comandos militares arrestaron y expulsaron a Costa Rica a Zelaya.

Asimismo, Micheletti "suplicó" a los miembros de la OEA que "no vayan a dejar a nuestro país que no le reconozcan las elecciones", afirmando que Honduras no se "merece que ustedes hayan provocado el cierre de las ayudas que ha tenido".

El gobernante de facto advirtió a los cancilleres y representantes que en caso de que no acepten las elecciones hondureñas, tal como han advertido si no se restituye a Zelaya en la presidencia, van a "soportar una situación de esa naturaleza". "Es un grupo de gente decidida", agregó.

Asimismo, acusó a la OEA de juzgar y condenar a Honduras en 20 minutos en su asamblea general una semana después del golpe de Estado, sin que se le permitiera -según dijo- a los actuales gobernantes su defensa.

Comentá la nota