El Gobierno explicó por qué pagó $315 mil por los Fabulosos Cadillacs

El Ejecutivo provincial explicó que Carlos Infante se presentó como representante legal ante escribano público de los Fabulosos. La misiva indica que el dinero era para el "pago del cachet de los artistas"
En un comunicado de prensa, el Gobierno provincial se desligó del supuesto caso de fraude a la administración pública del representante de los Fabulosos Cadillacs, Carlos Infante, cuando en febrero de este año el grupo ofreció un espectáculo en Mendoza.

Sobre las sospechas de un pago con sobreprecio en la contratación de la banda (315 mil pesos) y que está siendo investigado por la Justicia, el Ejecutivo ha intentado zanjar la cuestión por su parte con una misiva donde explica los detalles del caso.

En ella, el Gobierno dice que la operación estuvo a cargo de la Secretaría de Turismo, en el marco de "apoyar eventos de jerarquía para sostener y fomentar a Mendoza como plaza turística-cultural de primer nivel" y que en un primer momento el espectáculo se haría en el estadio Malvinas Argentinas, pero debido al partido de Godoy Cruz con Arsenal alli, se tuvo que cambiar el escenario del show.

"Se acuerda apoyar la realización del mismo en otra locación, mediante el aporte de un monto equivalente a lo que se hubiera aportado a través de los mecanismos habituales. La única área competente del Gobierno que tenía a dicha fecha disponibilidad presupuestaria suficiente era la Secretaría de Turismo, por lo que el aporte se instrumentó por allí", explica el comunicado.

"A fin de garantizar la realización del espectáculo, dicho monto debía ser destinado al pago del cachet de los artistas, quedando todos los otros gastos correspondientes al traslado del grupo y la producción del recital, a cargo de la productora", prosigue.

La misiva agrega que Carlos Infante fue presentado como representante de la banda, "mediante un poder certificado por escribano público".

Comentá la nota