El gobierno estudia declarar a la brevedad la emergencia agropecuaria

Lo informó la Secretaría de Agricultura al advertir las grandes pérdidas de los productores como consecuencia del paso del granizo, durante la pasada semana, que arruinaron gran parte de la cosecha 2009-2010. Los primeros informes dan cuenta de "pérdidas irreparables en casi un 100% de la producción", afirmó el titular del organismo, Jorge Ortíz. Chilecito y Capital fueron los distritos más afectados.
En el trascurso de la semana finalizaría la evaluación de los daños provocados por las lluvias y el granizo –que en las últimas semanas afectó en dos o tres oportunidades algunas zonas de la capital y del interior- y se conocerían las cifras definitivas. En tanto, el gobierno adoptó como primera medida brindar asistencia técnica mientras estudia el pedido de emergencia agropecuaria.

Luego de los temporales que castigaron los cultivos de la provincia, el gobierno instruyó a las autoridades vinculadas al agro para relevar las zonas afectadas por las tormentas de lluvia y piedra producidas en las últimas semanas. Así lo informó este lunes el titular de la Secretaría de Agricultura, Jorge Ortiz. La medida fue adoptada luego de la reunión que mantuvo el gobernador Beder Herrera con la comisión directiva de CARPA, representantes del INTA y funcionarios de Agricultura.

En este sentido, comentó que los primeros informes daban cuenta de "pérdidas irreparables en casi un 100% de la producción" y mencionó además que Chilecito y Capital fueron los distritos más afectados.

También se malograron las cosechas del Departamento Felipe Varela, donde el temporal provocó la pérdida del 50% de la producción de Guandacol, no obstante, en otros lugares las pérdidas alcanzaron el 100%, según resaltó el funcionario en el marco de los últimos informes obtenidos.

Al cuantificar los daños, Ortiz dijo que "son cuantiosos, muchos irrecuperables y las producciones se vieron diezmadas". En cuanto a la magnitud de las pérdidas económicas, consideró que "en algunos casos fueron totales" –ante ello- el Gobierno podría asistir financieramente a los productores.

Estimó que este apoyo se concretaría "una vez terminado el relevamiento porque sí lo amerita la situación, se los asistirá financieramente, especialmente a pequeños productores, insistió.

Consultado acerca de cuándo estarían los resultados finales del relevamiento, el secretario entendió que "entre hoy y mañana tendremos la evaluación final y podremos dar cifras definitivas"; sin embargo, Ortiz indicó que también deben sumarse los daños del mes de octubre oportunidad en que las altas temperaturas superaron la térmica de 50º C.

Respecto a ello, el funcionario manifestó que "entre el calor y las heladas hicieron perder las aceitunas, hectáreas de vid de calidad y melones a punto de comenzar la cosecha y siguiendo los pasos de la nueva ley de emergencia agropecuaria, próximamente declararíamos la emergencia y elevaríamos a la Nación el pedido de asistencia".

Mientras tanto "se dispuso asistir técnicamente a los productores y entregarles insumos para realizar las curaciones y evitar el avance de cualquier enfermedad que afecte a las plantas por las lesiones que les dejó la piedra, estamos atentos porque en muchos casos el daño compromete las cosechas del año que viene", concluyó.

Comentá la nota