Gobierno estima que un 20 por ciento aceptaría la medida

Luego de firmar el Decreto 2048/08 que pone en vigencia el Régimen de Retiros Voluntarios y Licencias Extraordinarias, la gobernadora Fabiana Ríos aseguró que «muchos agentes» de la administración pública «están interesados» en la iniciativa, recordando en este sentido que el programa correspondía a una de las propuestas anunciadas en el inicio de su gestión y que alrededor de un 20 por ciento de estatales expresó, en un encuesta representativa, que se plegaría a este sistema.
RIO GRANDE.- «Hay muchas personas que están interesadas y están preguntando, y esto lo habíamos remarcado en el marco del relevamiento de los recursos humanos dentro del Estado, por lo que también se ha puesto a disposición de los trabajadores el programa de Retiro Voluntario y de Licencia Extraordinaria por razones deportivas, culturales o de descanso», aseguró ayer la gobernadora Fabiana Ríos, tras ser consultada sobre el Decreto 2048/08 que pone en vigencia el régimen de retiros voluntarios.

La mandataria sostuvo que dicho decreto «tiende en algún caso a disminuir lo que es la carga salarial dentro del presupuesto provincial, pero además se propone brindarle a los trabajadores del Estado la posibilidad de retirarse, y que luego se congele esa vacante».

«Creemos que esta medida colabora a descomprimir la situación si consideramos que la carga salarial en el presupuesto es cercano al 90 por ciento, de modo que será un alivio», indicó la mandataria, quien además señaló que tras firmar el decreto «el viernes pasado y desde el lunes que fue publicado y se tomó conocimiento público, muchas personas han consultado, tanto por el retiro voluntario como por las licencias extraordinarias».

«Estamos a la espera que la Secretaría General de Gobierno brinde el formulario para el requerimiento, pero existen muchas consultas», reconoció.

La Gobernadora recordó que durante una encuesta «con una muestra representativa, alrededor del 19 por ciento del personal encuestado manifestaba su deseo de acogerse al retiro si había posibilidades», indicando que «en el medio de esto estábamos gestionando en el Consejo Federal de Inversiones el relevamiento del capital humano, así que junto con el lanzamiento que fue el 5 de septiembre pasado nos parecía oportuno poder dar a conocer este decreto, que no significaba salir a pedir recursos a los organismos de financiamiento internacional en los programas de ordenamiento del Estado, sino que, con los propios recursos, poder hacer una gestión de retiro y de disminuir la carga de salarios», concluyó.

Satisfacción de Aramburu

Por su parte, el ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu, expresó su optimismo en cuanto al buen recibimiento del Régimen de Retiro Voluntario y Licencias Extraordinarias, recordando en este sentido que se trata «de una medida que la habíamos anunciado desde el principio de la gestión».

«Ya en febrero pasado habíamos remitido a la Legislatura dos proyectos de leyes para lograr, de alguna manera, reducir y racionalizar los gastos del Estado, pero por entonces la Legislatura no aprobó el financiamiento, no obstante ello nos pareció prudente estudiar el alcance del retiro voluntario y de licencias extraordinarias y se obró en consecuencia con el dictado del decreto la semana próxima pasada».

De acuerdo al Ministro de Gobierno, si bien no existe una proyección concreta del número de empleados de la administración pública que elegirían el Retiro Voluntario o Licencias Extraordinarias, «en definitiva en este tipo de medidas los efectos se ven cuando se instrumentan».

«Hay que ver cuál es la gente que se siente cómoda adoptando una posición de esta naturaleza, y más allá del dato estadístico, aspiramos a que mucha gente se adhiera a esta medida de retiro voluntario», finalizó.  

 

Comentá la nota