El gobierno no estatizará las ART (no tienen caja)

Desde la Casa Rosada salieron a desmentir ayer que tras la reestatización de las AFJP se evalúe hacer lo mismo con el sistema de riesgos del trabajo administrado por las ART.

Una alta fuente de la central obrera, al ser consultada por Ambito Financiero, recalcó que cualquier cambio sería sobre la base del actual sistema de ART.

Por las dudas, anticipando cualquier iniciativa oficial, la directora ejecutiva de la Unión de ART, Mara Bettiol, cuestionó ayer a los sindicatos que propician la estatización del sistema, proyecto también rechazado por la UIA. Bettiol denunció que son «algunos sindicatos» los que «pretenden quedarse con la gestión del negocio» de las ART que, según dijo, mueven anualmente «alrededor de $ 4.000 millones».

Según advirtió, «dada la discusión en torno al sistema previsional, (los gremios) vieron la oportunidad de colar esta aspiración». «El punto diferente con las AFJP es que en este caso hay ciertas aspiraciones sindicales», aclaró la ejecutiva.

Idea ilógica

Por su parte, el abogado de la UIA, Daniel Funes de Rioja, calificó de «ilógica» la idea de estatizar al régimen de ART, porque con esta medida «no se garantiza la calidad de las prestaciones».

Las recientes especulaciones se centran hoy en que una iniciativa de estas características amalgamaría las aspiraciones fiscales del gobierno de Cristina de Kirchner y las pecuniarias de la central obrera encabezada por Hugo Moyano.

Desde la entidad de las ART aclararon que en la actualidad y de acuerdo con una instrucciónde la Presidente, representantes de la CGT, la UIA y la UART negociando un proyecto consensuado de cambios al sistema vigente. Funes de Rioja recordó el compromiso que Cristina de Kirchner y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, asumieron ante el sector industrial en setiembre, cuando prometió una reforma que dé respuestas a los problemas de la ley vigente y ponga fin a la catarata de juicios contra el sistema.

A diferencia de lo que ocurre con las AFJP, los fondos del sistema de riesgos del trabajo requieren una disponibilidad permanente para el pago de rentas y prestaciones. «No se transfiere una caja. No hay margen para hacerse de los fondos porque las obligaciones son ahora y todo el tiempo», explicó un directivo de una ART.

Financiación

Según la UART, las aseguradoras dan efectiva cobertura a más de 7,5 millones de trabajadores que se desempeñan en algo más de 700.000 empresas. El sistema se financia exclusivamente con aportes de las empresas y brinda cobertura a los trabajadores accidentados a través del pago de salarios caídos, de indemnizaciones y cobertura médica integral hasta la recuperación, sin ningún tipo de carencias, exclusiones o costo alguno para el beneficiario. Incluye gastos médicos asistenciales, farmacéuticos, traslados, con atención en la baja, mediana y alta complejidad. «Bajo la forma de un sistema de seguro, el flujo de ingresos se aplica mayoritariamente de manera inmediata a la cobertura de los siniestros, indicó la UART.

Comentá la nota