El Gobierno y Estados Unidos hablan de "intensificar la relación"

Los gobiernos de la Argentina y Estados Unidos mantuvieron el primer diálogo político tras la asunción de Barack Obama al frente de la Casa Blanca y coincidieron en que el cambio de mando en Washington es un momento propicio para "intensificar" la relación.
Los encargados de llevar adelante las conversaciones fueron el ministro del Interior, Florencio Randazzo y el embajador estadounidense en la Argentina, Earl Wayne, quien fue recibido por el titular de la cartera política en la Casa de Gobierno.

"Hablamos de intensificar la relación de Estados Unidos y la Argentina", sostuvo Randazzo ante los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, tras el encuentro.

Además, señaló que Wayne le trasmitió que, en medio del recambio de autoridades en los Estados Unidos, seguirá siendo el embajador en la Argentina al menos hasta "noviembre".

La investidura de Obama inauguró otra etapa en las relaciones bilaterales, al punto que la presidenta Cristina Kirchner saludó desde Cuba, adonde estuvo de visita, el primer discurso del mandatario estadounidense como tal.

Durante el encuentro también hablaron sobre las visas de estudiantes para facilitar el ingreso de quienes viajan a Estados Unidos para hacer posgrados, de acuerdo a lo relatado por el ministro y la Argentina comunicó que aplicará una tasa de reciprocidad a los turistas estadounidenses.

Por su parte, tras el encuentro, Wayne reiteró que "hay una base muy sólida" para la cooperación entre su país y la Argentina, a partir de la asunción presidencial de Barack Obama.

"Estoy muy contento de que voy a quedarme aquí. Hay una base muy sólida entre Buenos Aires y la Argentina", señaló el diplomático, cuyo mandato de tres años vence a mediados de 2009, antes de abandonar la Casa Rosada.

También remarcó que fue una "muy buena conversación" y que hablaron de la "colaboración" entre ambos países.

Comentá la nota