El Gobierno espera un salvataje de la Nación

El monto final depende de un eventual salvataje de la Nación. No se contempla emitir cuasimoneda y descartan un bono.
El Gobierno provincial ya definió de qué manera buscará los fondos que le permitan atender el déficit fiscal de este año. Resolvió que no emitirá cuasimoneda, tiene casi descartada la colocación de un bono internacional y ya preparó todo como para adoptar una medida mixta que contemple la emisión de Letras de Tesorería, un préstamo bancario o un financiamiento a través de un fideicomiso.

No ha trascendido el detalle de las medidas que finalmente anunciará el gobernador Celso Jaque, pero se conoció que la decisión está fundada en un informe sobre los números públicos que elaboró el ministro Adrián Cerroni.

El titular de Hacienda contempló una necesidad de financiamiento de 500 millones de pesos, aunque el Gobernador aún espera que este endeudamiento pueda ser menor, por la posible llegada de un salvavidas nacional antes de fin de año.

En círculos del oficialismo se pudo conocer que la Casa Rosada estudia un salvataje para provincias con dificultades (casos Buenos Aires o Mendoza) con dineros provenientes de un reparto entre los países miembros del Fondo Monetario Internacional.

A Argentina le corresponden 2.500 millones de dólares (unos 9.500 millones de pesos) aunque -según confirmaron funcionarios nacionales en Buenos Aires- estos valores todavía no están disponibles para el país.

Por su parte, voceros del Ministerio de Economía de la Nación prefieren hablar de la "posible ayuda" a algunas provincias, más que de un "salvataje" generalizado. Y consideran que es "más probable" que los dineros provenientes del FMI se apliquen al pago de deuda externa de la Nación, antes que al alivio de la situación en las provincias.

Lo cierto es que el gobernador Jaque no podrá tomar ninguna decisión hasta que no se apruebe en el Congreso Nacional la modificación a la Ley de Responsabilidad Fiscal que le permita endeudarse para encarar gastos corrientes. Esto sucederá esta semana en Diputados y -se estima- antes de fin de mes en Senadores.

Reclamos

El viernes pasado, desde el coborradicalismo provincial, los dirigentes Juan Carlos Jaliff y Carlos Le Donne, las diputadas nacionales Laura Montero y Silvia Lemos, y legisladores provinciales adelantaron que no apoyarán ningún tipo de endeudamiento en la Legislatura hasta que el Gobierno mendocino no le reclame -previamente- a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner un mayor reparto del impuesto al cheque, un porcentaje de ATN (Aportes del Tesoro de la Nación) acumulados y una "coparticipación" del superávit de Anses.

El oficialismo local y la principal fuerza opositora mantienen una curiosa relación que alterna distancias y acercamientos intermitentes e intercala confrontaciones y entendimientos, en el marco de un interés común por preservar la marcha de la provincia.

El coborradicalismo acompaña en los temas centrales siempre y cuando las decisiones no perjudiquen el escenario de 2011 en adelante, ya que considera que estará a cargo de la próxima gestión provincial. Por su parte la gestión justicialista consigue destrabar la aprobación de algunas de sus leyes en la Legislatura, buscando atender dificultades de la crisis y sin dejar de aspirar a una recomposición de sus chances futuras.

En ese marco, Jaque encara un "relanzamiento" de su gestión que contempla -entre otras cosas- un cambio de relación con la Nación, que evite una imagen de "sumisión" e intente avanzar en una de "respeto mutuo" que admita tanto reconocimientos como reclamos, sin llegar al "distanciamiento". Se estima que la llegada o no del salvavidas nacional a Mendoza -y su tamaño final- definirán los momentos en esta nueva relación.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli afronta un déficit de 5.700 millones de pesos (once veces mayor al de Mendoza). Ya gestiona la colocación de un bono de deuda en los mercados financieros (fundamentalmente en los bancos) y pidió autorización a la Cámara de Diputados para ampliar partidas de Salud y de Desarrollo Social por 980 millones de pesos. Además, Scioli evalúa la emisión de una cuasimoneda por 850 millones de pesos para cubrir la deuda con los proveedores.

Y en Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti anunció que "la Nación va a realizar los aportes para solventar el déficit de la Caja Provincial de Jubilaciones en el período 2010-2011, y enviará 69,5 millones de pesos por mes". Adiferencia de Mendoza, Córdoba nunca transfirió su Caja.

Comentá la nota