Gobierno espera un gesto K (envío de fondos)

El secretario de la Gobernación dijo que es la Nación la que debe definir si acepta la propuesta de Schiaretti.
El secretario de la Gobernación, Ricardo Sosa, dijo que el gobierno provincial esperaba una respuesta de la Nación a la propuesta de bajar los dos recursos administrativos en la Corte Suprema de Justicia, el de los fondos del Programa de Asistencia Financiera (PAF) y el de los fondos para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones de este año, a cambio de "un gesto" de la Casa Rosada que se traduciría en el envío de una parte sustancial de lo adeudado.

Ayer se cumplió un nuevo mes sin que se acreditaran estos fondos, con lo que el cálculo de la Provincia sobre lo adeudado asciende a 501,9 millones correspondientes a cinco cuotas para la Caja de 68,9 millones aproximadamente, y tres del PAF de alrededor de 60 millones, y en la Casa de las Tejas esperaban que la Nación conteste a la propuesta que le realizaron al ministro de Economía, Amado Boudou, la semana pasada.

"Todavía no llegaron los fondos, estamos esperando a ver qué pasa, por ahora la pelota está en el otro lado", expresó Sosa graficando el estado de las negociaciones con una figura de la jerga futbolística, más allá que las definiciones deberán comenzar a conocerse esta semana para que la Provincia pueda tomar las previsiones para garantizar el pago de los salarios.

Aunque en los círculos del gobernador se maneja la teoría de que una emisión de bonos no debería ser descartada como recurso final, están convencidos de que mucha agua deberá correr por debajo del puente para que esto ocurra, al tiempo que interpretan que no sólo será una decisión que perjudicará a la Provincia, sino también a la Nación en sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Como se recordará la eliminación de las "cuasimonedas" que pululaban en el país a principios de la década fue uno de los requisitos, tras lo cual se firmó el Pacto Fiscal que inició el ordenamiento financiero de los estados provinciales y la Nación.

Las expectativas en la Casa de las Tejas es que esta semana comiencen a darse algunos "gestos" sobre la puesta en marcha de un acuerdo que tendrá dos fases. La primera, según entienden funcionarios del Gabinete, estará dada por el envío de fondos a la Provincia, podrían tratarse de unos 260 millones de pesos, dos cuotas de la Caja y dos del PAF; mientras que la segunda fase será reiniciar las conversaciones sobre "la deuda histórica" del ente previsional, por la cual la Provincia presentó una demanda ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por 1.220 millones de pesos.

"Que se reúnan otra vez los equipos técnicos para continuar revisando la papelería" es una de las aspiraciones de la Provincia. Sin embargo, para que esto ocurra los tiempos en la Corte deberán ser "ralentizados" para que no termine bajando el martillo de forma salomónica y otorgando 550 millones a la Provincia (que es lo que estaría auditada de la deuda), y el resto condonándoselo a la Nación en virtud de lo expuesto por Boudou en el sentido que Córdoba inclumplió con la homologación de los convenios jubilatorios.

Aunque este tema también podría ser discutido, ya que posee Córdoba elementos para perseverar en su demanda, lo que urge ahora es una solución política que permita a la Provincia zanjar el cuello de botella que representa el pago del sueldos a activos y pasivos de diciembre más el medio aguinado: una suma nada modesta de 850 millones de pesos.

Comentá la nota