El Gobierno ya envía dinero pero ningún policía.

El Gobierno ya envía dinero pero ningún policía.
Con un primer desembolso de 4,3 millones de pesos, el denominado Plan de Seguridad Ciudadana avanzó ayer un nuevo casillero y se instaló en el municipio que dirige el intendente kirchnerista Jesús Cariglino, Malvinas Argentinas.
El jefe de Gabinete, Sergio Massa, comenzó a distribuir 400 millones de pesos para bajar los índices de inseguridad de las zonas más calientes del país. Pero el plan arrastra todavía algunas incertidumbres. Por ejempo, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, aún no tiene un proyecto para incorporar a los policías que fueron exonerados de la fuerza, idea que era parte del plan.

La transferencia para el municipio de Malvinas llegará el martes y será sólo una parte de la suma que se destinará para la compra de cámaras de seguridad, módulos de GPS para los rezagados patrulleros, la construcción del Centro de Operaciones y para la contratación de los operadores. Ayer, durante el acto de lanzamiento, Scioli firmó los convenios con la jefatura de Gabinete de la Nación para la transferencia de los fondos frescos. También entregó 30 motocicletas a la policía distrital, pero todavía no hay agentes para manejarlas.

"La primera parte del sistema prevé cámaras de seguridad para aumentar la capacidad de prevención de la policía", explicó Massa durante el acto que se realizó en el predio municipal. Además se instalará "un sistema de control de patrulleros, el famoso GPS, para controlar si la policía cumple o no con la tarea de prevención", agregó el funcionario.

También habrá recursos financieros para "contratar retirados para que se suban a los patrulleros y aumenten la capacidad operativa de la policía". En ese sentido, el jefe de Gabinete señaló que el plan "le va a permitir a la comunidad de Malvinas tener un 50 por ciento más" de efectivos.

Por su parte, Scioli destacó la necesidad de "una respuesta integral de los tres niveles de Gobierno" y ponderó el "esfuerzo unido" a partir del programa anunciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner "para seguir avanzando en la lucha contra la inseguridad".

Sin embargo, en el Ministerio de Seguridad de la provincia aún no hay una lista de policías exonerados dispuestos a volver a la policía. Por el momento, lo único que se hizo fue "poner a la nueva camada de oficiales de la policía en la calle antes del egreso de la escuela de cadetes", explicó a PERFIL un alto jefe de la fuerza.

Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Nación prefirieron tomar distancia del controvertido tema de la contratación de retirados. "Tiene que ser el gobierno de la provincia de Buenos Aires el que se haga cargo de la incorporación de ese personal. Son ellos los que tienen cada legajo y serán ellos los que tendrán que analizar cada caso", dijo a este diario un funcionario de primera línea de la cartera que maneja el ministro Aníbal Fernández.

Del acto también participaron el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Stornelli; el secretario general de la Gobernación, José Scioli; y el jefe de la Policía, Juan Carlos Paggi.

El Plan de Seguridad Ciudadana ya se puso en marcha en Mar del Plata y en Lomas de Zamora, municipios que recibieron efectivos de Prefectura y Gendarmería que prestarán refuerzos a la Policía.

Comentá la nota