El Gobierno le endosa a la Legislatura el reclamo docente

El gobernador Binner y su ministra de Educación insistieron con que la mejora salarial reclamado por Amsafé depende de la reforma tributaria que debe aprobar el Legislativo.
El gobierno de Hermes Binner transita los últimos pasos del año con una pelea en dos frentes que, según sus protagonistas, convergen en un solo punto: la recaudación. Este miércoles, el sindicato docente Amsafé organizó una movilización hacia la delegación rosarina de Gobernación en reclamo de aumento salarial, y repetirá esa demanda este jueves, con otra manifestación en Santa Fe, frente a la Casa Gris.

Pese a ello, el gobernador se mantuvo firme en la posición asumida: "¿Acaso creen que tenemos dinero acumulado y que por capricho no le pagamos más a los maestros?", enfatizó. La ministra de Educación, Elida Rasino, dijo por su parte que el aumento de sueldo reclamado sólo será viable si la Legislatura aprueba la reforma tributaria que el Ejecutivo envió junto con el proyecto de ley de presupuesto.

Luego de las huelgas que jalonaron el final del ciclo lectivo, y de la amenaza vigente de no comenzar las clases en 2010, Binner pidió a los docentes una tregua. Admitió que "tienen derecho a ganar más", pero aseguró que lo que el Estado abona "es lo que se puede pagar".

Desde otra tribuna, el ministro de Economía, Ángel Sciara, refutó el cuestionamiento de que esta administración incrementó el gasto político en detrimento del bienestar de los empleados públicos: "El gasto político aumentó del 0,48% al 0,55%, eso no incide para nada en el déficit. Decir que sí es una paparruchada", disparó el titular de Economía.

En declaraciones a la prensa formuladas esta mañana, Binner se preguntó acerca del reclamo docente: "¿Creen que por capricho vamos a tener dinero acumulado y no vamos a pagar en Educación?".

Rasino también habló en el mismo sentido. Dijo que no habrá ningún anuncio en lo inmediato en lo concerniente a negociación salarial, y vinculó eso a la reforma tributaria con la que el Ejecutivo espera sumar ingresos por $1.200 millones en 2010, y achicar así un déficit estimado de $1.600 millones. "El Estado se financia con la recaudación tributaria y Santa Fe está atrasada. Los que más pueden deben aportar un poco más y quien no puede pagar no pagará más", dijo la ministra.

La funcionaria de Educación dijo que las paritarias se reabrirán sólo cuando se sepa el destino que la Legislatura le habrá dado a la reforma impositiva, algo que en principio se empezaría a saber el viernes.

Comentá la nota