El Gobierno empeñó los DEG enviados por el FMI para cubrir gastos

El Gobierno empeñó los DEG enviados por el FMI para cubrir gastos
Pero sólo alcanzan para cubrir una parte de las erogaciones. El decreto 1801 amplió el gasto en $ 24.278 millones y los ingresos en apenas $ 20.820 millones. Este año cerrará con déficit
El Gobierno utilizará los $ 9.500 millones enviados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Derechos Especiales de Giro (DEG) para cubrir parte de sus gastos. También se utilizará la renta del ahorro previsional y la ganancia del Banco Central. Aun así, no alcanzará para cubrir los $ 24.278 millones de mayores gastos autorizados por la administración de Cristina Fernández.

De acuerdo con un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) dado a conocer ayer, el decreto 1801 publicado el martes en el Boletín Oficial amplió autorizaciones de gastos corrientes y de capital por $ 24.278 millones y calculó mayores recursos por

$ 20.820 millones, lo que provocará un déficit financiero de $ 3.457 millones, cuando el presupuesto original era de equilibrio.

Los refuerzos en las autorizaciones de gastos fueron destinados a atender las remuneraciones del personal ($ 4.700 millones); intereses de la deuda pública ($ 3.880 millones); el Fondo Federal Solidario ($ 3.300 millones); jubilaciones y pensiones ($ 2.730 millones); subsidios al transporte y al sector energético ($ 1.830 millones y $ 1.130 millones respectivamente); pago de asignaciones familiares, incluyendo las destinadas a implementar la ‘asignación universal por hijo‘ ($ 2.860 millones); los programas sociales ( $ 1.300 millones) y los programas de vivienda y obras públicas ( $ 700 millones aproximadamente).

Los ingresos

Por el lado de los ingresos, la medida contempla los $ 9.595 millones de los Derechos Especiales de Giro (DEG) remitidos por el FMI; $ 5.250 millones correspondientes a intereses derivados de las inversiones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema de Reparto administrado por la ANSeS; $ 3.474 millones de incremento de recursos provenientes de las contribuciones a la seguridad social y $ 2.376 millones de utilidades del Banco Central (BCRA).

De esta manera, "el resultado financiero presupuestado para el corriente ejercicio disminuye en $ 3.457 millones, lo que representa una caída del 38% respecto del resultado financiero inicial", afirma ASAP en su informe. Sin embargo, dice el comunicado, como $ 3.880 millones de los nuevos gastos son intereses de la deuda, el resultado primario se incrementa en $ 423 millones.

El decreto que amplia el gasto incluye a su vez mayores aplicaciones financieras por $ 21.224 millones, principalmente para: constituir distintas inversiones administradas por la ANSeS, dentro de las cuales se destaca el financiamiento de proyectos productivos o de infraestructura ( $ 11.774 millones), la devolución de adelantos transitorios del BCRA ( $ 4.188 millones) y la amortización de la deuda pública ( $ 2.305 millones). Según el informe de ASAP, "si a la caída del resultado financiero se le suma el incremento en las aplicaciones financieras, las fuentes financieras deben cubrir $ 24.681 millones".

La medida incluye nuevas fuentes, como $ 14.241 de incremento en la colocación de deuda por parte del Tesoro, $ 6.025 millones por venta de títulos y valores y $ 3.500 millones por recupero de inversiones financieras por parte de la ANSeS.

Comentá la nota