El gobierno Edelman-Asmar

Aún con las dificultades planteadas en el orden nacional y la crítica situación interna de una provincia sin infraestructura e incomunicada, la gestión Edelman-Asmar dio los primeros pasos para generar el andamiaje estatal.
El 15 de noviembre de 1957 el gobierno nacional convoca a elecciones generales para el 23 de febrero de 1958, de donde resulta ganadora la fórmula de la UCRI.

Angel Edelman, electo gobernador, asume el 1º de mayo, pero muere el 6 de abril de 1959, antes de cumplirse el año de gestión, y el vicegobernador Asmar completa el mandato hasta 1962.

La tensión en torno a lo que se consideraba un avasallamiento de la autonomía y de las riquezas provinciales marcaría el punto de conflicto en esos años. La "Revolución Libertadora" había suscrito acuerdos que comprometían los recursos energéticos provinciales, pasando por encima de la autonomía que formalmente sancionaba el sistema federal.

El nuevo gobierno, con un discurso fuertemente federalista, derogó los problemáticos convenios y compromisos.

La parte más importante de los recursos con que contaba el Estado provincial para estructurarse como tal, provenían de las regalías de petróleo y gas, que era un ínfimo porcentaje que se percibía por la extracción de estos hidrocarburos de su territorio, y de la coparticipación federal de impuestos.

A partir de 1957 se fueron creando organismos de recaudación, como la dirección general de Rentas, para iniciar y regularizar los ingresos provenientes de las contribuciones provinciales.

Al mismo tiempo se iban definiendo, en el marco de las ideas desarrollistas de la época, algunas de las líneas básicas del desarrollo provincial. Dos ejes concentraban la atención: la creación de la infraestructura básica para el mejor aprovechamiento de los recursos naturales, y el mejoramiento de la calidad de vida. Estas tareas fueron iniciadas en 1958 por Edelman y Asmar y su equipo de gobierno, que se completó con Carlos Tarantino y José Barthan como ministros de Gobierno; Luis Santagostino, Clemente Ordóñez y René Córdoba como ministros de Economía y Eduardo Castro Rendón y Nicasio Cavilla, como ministros de Asuntos Sociales.

En el libro "Neuquén, 40 años de vida institucional", del departamento de Historia de la Universidad Nacional del Comahue, se indica que a fines de la década del ´50 "Neuquén era un territorio incomunicado. Sólo en algunos puntos más poblados ubicados en el centro y este de la provincia, como Zapala, Plaza Huincul, Cutral Co y Neuquén capital, los habitantes y la economía se veían beneficiados con mejores caminos, una única vía ferroviaria, un transporte automotor algo más desarrollado, un sistema de correos relativamente eficiente y la posibilidad de uso del teléfono.

Comentá la nota