El gobierno duplica la inversión en el Plan de Seguridad Alimentaria

El Gobierno provincial incrementará la inversión en el Plan de Seguridad Alimentaria que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Social. A partir de la aplicación del sistema de Tarjeta Social, cada mujer cabeza de familia recibirá un monto de 80 pesos para la compra de alimentos de primera necesidad en los comercios de cada localidad. La Tarjeta Social será presentada el lunes 22, en un acto encabezado por el gobernador Maurice Closs y con la presencia del ministro Joaquín Losada.
El Programa de Seguridad Alimentaria “tiene como objetivo fundamental actuar sobre la seguridad alimentaria de la población de la Provincia, apoyándose en el núcleo fundamental de la sociedad, la familia. El objetivo esencial es devolver la dignidad a la familia y erradicar los vicios del clientelismo político”, explicaron desde la cartera de Desarrollo Social.

En la primera etapa, se incluye a los municipios de 25 de Mayo, Andresito, Apóstoles, Aristóbulo del Valle, Azara, Bernardo de Irigoyen, Concepción de la Sierra, Campo Grande, Campo Viera, Candelaria, Capioví, Cerro Azul, Colonia Delicia, Wanda, Corpus, Dos de Mayo, Garuhapé, Garupá, Gobernador Roca, Jardín América, Puerto Esperanza, Puerto Libertad, Puerto Iguazú, Puerto Piray, Puerto Rico, Ruiz de Montoya, San Ignacio, San Javier, San José, San Pedro, San Vicente y Santa Ana.

“El núcleo familiar es el ámbito de construcción de vínculos, relaciones y valores, que conforman nuestra identidad y cultura. Es por esta razón, que el Ministerio de Desarrollo Social busca el fortalecimiento de sus lazos a través de la revalorización de la comensalidad familiar. Esta situación es aún más importante en aquellas familias que, durante un largo período, recibieron asistencia alimentaria directa en los comedores comunitarios y a través de módulos alimentarios; y por ello perdieron la costumbre de compartir los alimentos en familia. Frente a este escenario, se propone modificar la modalidad tradicional de asistencia alimentaria, a través de estrategias preventivas y promocionales, que consoliden y desarrollen las habilidades y capacidades individuales y sociales, de los sectores con vulnerabilidad alimentaria”, precisaron.

“El traspaso de sus componentes al sistema de Tarjeta Social o ticket social, que consiste en un reemplazo de las actuales prestaciones por un sistema que fortalece el objetivo de `volver a comer en familia´, permite a la persona poder ejercer en plenitud su derecho ciudadano de poder comprar y consumir los alimentos que su familia necesita en tiempo y forma. Este nuevo sistema de prestación alimentaria dignifica el ámbito familiar como base fundamental para optimizar la utilización de los alimentos, mejorar y mantener el estado nutricional de sus miembros, ya que pueden elegir lo que va a consumir, como algunos alimentos perecederos, que en las prestaciones tradicionales es imposible realizar. También cabe destacar, que permite reorganizar el grupo familiar, dignificando el rol de los padres en la provisión de alimentos, favoreciendo la comunicación, colaboración y el vínculo afectivo entre sus miembros”, se indicó desde la cartera a cargo de Losada.

“El pase de un sistema a otro se realizará en etapas y el monto transferido a la población destinataria de este programa será de ochenta pesos por núcleo familiar, en cabeza de la mujer jefa de familia. Con este programa, independizamos a la familia misionera del mal puntero político que manipula las necesidades de quien está en una situación de vulnerabilidad alimentaria”, remarcó finalmente la información del Ministerio de Desarrollo Social.

Comentá la nota