El Gobierno donó el paraje a la diócesis de la Santísima Concepción en 1997

El derrotero de las tierras que habrían pertenecido a Julia Rita Ariza, sobre las que se construyó el pueblo Capitán Cáceres, no se agotó en la supuesta donación coercitiva que esta habría realizado al Gobierno, en noviembre de 1977.
Casi 20 años después de aquel acto, los terrenos fueron objeto de una nueva donación.

En esta oportunidad, la propiedad fue transferida el 25 de junio de 1997 por Luis Alfredo Barrientos -en representación del Gobierno- al Obispado de la Santísima Concepción.

Dicho traspaso se realizó en cumplimiento de la Ley 5.123, promulgada por el también gobernador de facto de Tucumán, Lino Domingo Montiel Forzano.

Esta afirmación se extrae del texto de la sentencia del juez federal subrogante Daniel Bejas, mediante la cual ordenó el procesamiento, con prisión preventiva, del ex gobernador de Tucumán, Antonio Domingo Bussi, en el marco de la causa que investiga la apropiación de terrenos en forma irregular para la construcción del pueblo Capitán Cáceres.

Tanto en aquella ocasión, de 1977, como en la de 1997, el Poder Ejecutivo estaba a cargo de la misma persona: Bussi. La diferencia es que, en 1997, el militar retirado ocupaba el sillón de Lucas Córdoba tras haber sido elegido por el voto de la ciudadanía, mientras que hasta el 6 de diciembre de 1977, ocupó ese cargo de facto.

Comentá la nota