El Gobierno le da el doble de subsidios a Pico que a Santa Rosa

Un informe elaborado por la municipalidad de Santa Rosa asegura que las intendencias gobernadas por el signo opositor al justicialismo provincial siguen siendo discriminadas en la distribución de los fondos extra-coparticipación que el Poder Ejecutivo envía directamente o a través de la Secretaría de Asuntos Municipales de acuerdo a su criterio a cada localidad.
Según surge de los datos, en la gestión de Oscar Mario Jorge la diferencia que se hace con los aportes no reintegrables que se otorgan a gusto del gobierno podría ser aún más profunda que en otros tiempos, si consideramos que actualmente los intendentes quedaron obligados a pagar el aumento del 6% a los empleados de cada comuna y dijeron que no tienen los fondos. Y que el mandatario no estaría dispuesto a socorrerlos como ha ocurrido siempre.

El informe entregado por la gestión del frepamista Francisco Torroba se realizó con la recopilación y suma de todos los aportes no reintegrables tanto de la Secretaría de Asuntos Municipales como del Ejecutivo que fueron publicados en el Boletín Oficial desde la asunción de Jorge. Los resultados finales arrojaron la que sería la verdadera cara de esos fondos distribuidos por la gestión justicialista.

De acuerdo a estos datos, la discriminación se hace evidente de acuerdo al color político. El promedio de los fondos entregados por habitante a las 23 comunas gobernadas por el Frepam entre diciembre de 2007 y el mes de abril pasado asciende a 184,15 pesos. Los números arrojaron que se destinaron casi 23,7 millones de pesos para los 128.641 pobladores de Santa Rosa y demás localidades de gobiernos frepamistas. En estos números, según quienes realizaron el informe, no se computan los adelantos de coparticipación, como los que recibió el año pasado el interventor de Santa Rosa, Gustavo Fernández Mendía (8,8 millones de pesos), para sanear la municipalidad de la capital provincial.

Por su parte, a las seis comunas bajo gestión de juntas vecinales, se les entregó un promedio de 248,31 pesos. En esos pueblos viven 20.946 habitantes y les llegaron desde Asuntos Municipales casi 5 millones de pesos en el mismo período analizado en el estudio.

Si hay diferencia en estos números, es todavía mayor la distancia que arrojan los datos entre las poblaciones gobernadas por la oposición y las que están en manos del partido oficial. La media que reciben las 50 comunas gobernadas por el PJ llega a los 523,80 pesos. Para los 149.707 habitantes que viven en General Pico y otros 49 pueblos de signo justicialista, se destinaron 78,5 millones de pesos.

Números generales.

De acuerdo al documento al que tuvo acceso LA ARENA, de los 107.308.256,04 pesos que entregó la Secretaría a cargo de Rodolfo Calvo y el Ejecutivo en subsidios entre diciembre de 2007 y abril de 2009, el promedio fue de 354,41 pesos por cada pampeano. La diferencia entre este promedio provincial y lo que reciben las comunas que responden al Frepam está un 49 por ciento por debajo de ese número.

En tanto, del total entregado a las comunas, las que están bajo una gestión justicialista se llevaron el 73,1 por ciento de la "torta", mientras que las del Frepam, o del radicalismo en este caso, el 22,5 por ciento y las Juntas Vecinales el 4,4 por ciento, explica el informe. Una diferencia que no se corresponde con el número de vecinos afectados por esta política, si tenemos en cuenta que el 50 por ciento de los habitantes vive en municipalidades gobernadas por el PJ, el 43 por ciento viven en localidades que gestiona el Frepam o el radicalismo y el 7 por ciento en las que tienen una junta vecinal.

Norte-sur.

El estudio de la municipalidad capitalina afirma que en las dos ciudades más importantes, Santa Rosa y General Pico, una gestionada por el radicalismo y otra por el justicialismo, está discriminación se profundiza aún más. Y en esta cuenta debemos considerar que recién desde septiembre de 2008 la capital provincial es gobernada por el radical Francisco Torroba, mientras que antes hubo jefes comunales oficialistas.

En el período relevado, la capital provincial habría recibido un promedio de 54,64 pesos por habitante (casi 5,1 millones para 94.758 pobladores), en tanto que General Pico tuvo una media de 213,34 pesos por habitante (11,3 millones de pesos para 53.352 pobladores).

Del total de subsidios que fueron relevados como entregados a las comunas de la provincia por un valor de 107 millones de pesos, Santa Rosa apenas recibió apenas el 4,7 por ciento. En tanto General Pico en el mismo período logró tener el 10,5 por ciento. Hay que tener en cuenta que en la capital provincial vive el 31,7 por ciento de la poblacional pampeana y en General Pico el 17,8 por ciento.

De acuerdo a los datos del Boletín Oficial analizados, durante los últimos meses, mientras Santa Rosa recibió 60 mil pesos de aportes no reintegrables, a General Pico llegaron cerca de 5,5 millones de pesos.

La misma discriminación la podemos observar en las localidades de más de 5.000 habitantes, ya que si se hace un análisis de las menos pobladas se observará que reciben proporcionalmente más dinero por tener también menos ingresos genuinos y se desvirtúa la comparación.

Entre las mayores tenemos por ejemplo a las gobernadas por el PJ, como General Acha que recibió 416,49 pesos por habitante en el período, Realicó con 218,84 pesos, Guatraché con 481,62 pesos o Toay con 311,54 pesos; muy por encima que las gestiones radicales como Eduardo Castex que obtuvo 138,59 pesos por habitante o las de las Juntas Vecinales, casos de Victorica con 150,88 pesos o Intendente Alvear con 165,38 pesos.

"Una diferencia clara"

"Confiamos que el gobierno provincial va a auxiliar a la totalidad de los municipios, el nuestro ha recibido escasos recursos en lo que va del año", afirmó ayer Francisco Torroba, entrevistado por Radio Noticias tras el acto en la Escuela Normal. Y para dejar bien en claro el último punto, recordó que "desde diciembre del año pasado a la fecha hemos recibido escasos 60 mil pesos". Incluso, describió que "Santa Rosa es el municipio que menos ha recibido per cápita y también cuantitativamente" y que "si uno revisa los boletines oficiales, General Pico ha recibido en cinco meses, para compensar déficits presupuestarios, 5,5 millones de pesos teniendo la mitad de habitantes que tiene Santa Rosa". "Es una diferencia más que clara", graficó. Esa abismal brecha planteada significa que la comuna capitalina ha llevado a sus arcas poco más del 1 por ciento de lo que la ciudad norteña -cuyo intendente es el justicialista Jorge Tebes- recibió en concepto de aportes no reintegrables. Aún así Torroba confía en que el Ejecutivo provincial escuchará sus reclamos: "el gobierno provincial sabe la crisis que estamos viviendo, y es quien hoy por hoy tiene los recursos suficientes para hacer frente a un incremento salarial de estas características; si esto no se da, veremos lo que hacemos. Pero confiamos que se ayudará a los municipios porque eso se ha dejado traslucir en las reuniones del Comité de Crisis".

Comentá la nota