El gobierno dispuso el pase a retiro de dos altos jefes policiales.

Por ese motivo se decretó el pase a situación de retiro obligatorio a los comisarios generales Juan Bravo y Jorge Nicolás Guzmán, ambos con una antigüedad de más de 30 años al servicio de la institución policial. Cabe destacar que en su carrera en la fuerza obtuvieron la máxima jerarquía.
El gobernador Beder Herrera, el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos Carlos Luna y la secretaria de Gobierno, Graciela Nader, rubricaron el decreto 2394/08 de fecha 19 de diciembre, mediante el cual se dispuso el pase a situación de retiro obligatorio a los comisarios generales Juan Celestino Bravo y Jorge Nicolás Guzmán.

Cabe destacar que Bravo y Guzmán concluyeron su carrera con la máxima jerarquía dentro de la Policía provincial. El comisario Bravo lo hacia en la Dirección de la Unidad Operativa Especial (ex Toxicomanía) y Guzmán era director de Inspección General de Asuntos Internos.

Los comisarios generales se desempeñaron a lo largo de su carrera profesional en distintas dependencias policiales de la Capital y del interior.

Desde las fuerzas de seguridad, destacaron de Bravo y Guzmán "el alto grado de profesionalismo, demostrando capacidad, honestidad, lealtad, vocación y responsabilidad", por lo que el Gobierno agradeció a los funcionarios policiales por su "su noble tarea al servicio de la institución y en beneficio de la comunidad riojana".

Comentá la nota