En el Gobierno dicen que no le "soltaron la mano" al juez

Afirman que no hubo un acuerdo para que el oficialismo no asistiera al plenario que suspendió al juez.
En un extraño paso de ballet, el mismo oficialismo que la semana pasada había salvado a Federico Faggionatto Márquez fue clave ayer para facilitar el inicio del juez político al polémico magistrado.

Y si entonces el voto exculpatorio de los kirchneristas en la Comisión de Acusación y Disciplina dejaba un tendal de sospechas sobre el ahínco oficial en defender a un juez que carga 38 denuncias de mal desempeño sobre sus espaldas, ayer aprovecharon para sacar pecho.

"Esto demuestra que no hay ningún oficialismo presionante (sic) de jueces y que no somos imprescindibles para que funcione el Consejo de la Magistratura", le dijo a Clarín Diana Conti, una de los legisladores K que se ausentó en el plenario de ayer del Consejo de la Magistratura.

En realidad, luego de la reforma impulsada por el kirchnerismo que permitió al oficialismo quedarse con 5 de los 13 integrantes del Consejo, el voto de al menos uno de ellos se había vuelto imprescindible para enjuiciar a un magistrado. A menos que pasara lo inédito: que los cinco oficialistas no se presentaran al plenario.

"Se dio así", simplificó Conti, que explicó la ausencia simultánea a partir de una sumatoria de casualidades. Los senadores Nicolás Fernández y Marcelo Fuentes estaban descansando en sus provincias (Santa Cruz y Neuquén, respectivamente), "exhaustos del debate de la semana pasada" por la ley de medios.

El mismo agotamiento retrasó a ella misma y a Carlos Kunkel, que estuvieron hasta la madrugada de ayer en la Cámara baja, en el debate del Presupuesto. "Me acosté como a las cuatro y media. Pensaba llegar a reunión del Consejo (programada para las 9 de la mañana) un poco más tarde. El mismo presidente pidió que esperaran nuestra llegada. Pero apuraron la votación. La historia va a contar a qué obedeció este apuro inédito", alegó Conti, sembrando la sospecha sobre la oposición

Fuentes del oficialismo abonaron esa hipótesis comentando que, desde que el magistrado comenzó la investigación del tráfico de efedrina, había un acuerdo con el radicalismo para demorar la tramitación de las denuncias contra Faggionatto en el Consejo. Del mismo modo, corrían ayer otros rumores de acuerdos cruzados entre oficialistas, opositores y magistrados que habrían caído con la decisión de ayer del Consejo.

A pesar de los reiterados llamados de este diario, ningún funcionario del Ministerio de Justicia -ni de ninguna otra oficina gubernamental- explicó la ausencia en el plenario del viceministro Héctor Masquelet, el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo.

Conociendo la forma en que suelen bajar las órdenes desde Olivos, es difícil de creer que la ausencia del quinto K haya sido fruto de una suma de casualidades.

¿El kirchnerismo le soltó la mano a Faggionato? "Nosotros nunca lo defendimos. Hacemos dictámenes jurídico-políticos. Sigo pensando que no hay suficientes pruebas para acusarlo. Ahora el jury de enjuciamiento decidirá", respondió Conti.

Comentá la nota