El gobierno dice que es hora de "preservar el empleo" y no de reclamar aumentos

"Creo que esa expectativa que teníamos de mejoras (salariales) está cediendo por esta realidad que tenemos, que es la preservación del empleo", puntualizó el gobernador Beder Herrera, al sostener que en noviembre los ingresos por recaudación nacional disminuyeron en mas de 11 millones de pesos. "Reducimos los gastos para privilegiar que la gente cobre", remarcó. En 30 días, el gobierno libera en sueldos 250 millones de pesos.
Si bien a nivel nacional se dieron a conocer datos del fuerte descenso en el nivel de crecimiento de la recaudación, lo que impacta directamente en el flujo de dinero que llega en concepto de coparticipación federal neta, como contrapartida el gobierno local afrontará en los próximos 30 días obligaciones salariales que significarán la inyección de alrededor de 250 millones de pesos en el circuito económico de la provincia.

Durante esta semana, el gobierno está afrontando el pago de los sueldos de noviembre a los empleados de la Administración Pública Provincial y municipal; a lo que se suman en las semanas siguientes el pago del aporte provincial a los beneficiarios de planes sociales nacionales y la segunda cuota del aguinaldo y la quincenita que se pagarán simultáneamente entre el 15 y el 19, antes de las fiestas de fin de año.

Además, a partir del 2 de enero de 2009 se iniciará el pago de los sueldos de diciembre a los agentes estatales.

El pago de todas estas obligaciones salariales significará un volumen de 250 millones de pesos que el Estado provincial volcará al circuito económico antes del 8 de enero venidero, informó el Ministerio de Hacienda.

Recientemente, desde el área de Hacienda se confirmó que la provincia cuenta ya con los recursos suficientes para hacer frente a todas estas obligaciones.

No obstante, se advirtió la caída en los niveles de recaudación de impuestos que impactan directamente en el flujo de recursos que ingresan a la provincia en concepto de coparticipación federal neta. En noviembre, la previsión presupuestaria era de alrededor de 90 millones de pesos, pero en realidad ingresaron 11 millones de pesos menos.

Esto determinó que el gobernador Beder Herrera ordenara en forma inmediata una serie de medidas de contención del gasto en cuestiones no prioritarias, privilegiando el pago de los salarios y la prestación de los servicios esenciales.

La preocupación a nivel nacional tiene relación con los datos dados a conocer por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que consignó que durante el mes pasado se registró un fuerte descenso en el nivel de crecimiento de la recaudación.

Los medios nacionales plantearon que se desaceleró la recaudación y eso significó un gran susto para el gobierno nacional. El alza de los ingresos en noviembre fue de 17,6% en comparación al mismo mes de 2007. Es la menor suba en dos años y medio

El enfriamiento de la economía, la crisis mundial y el desplome de los granos golpearon de lleno en la recaudación.

Los ingresos de la AFIP tuvieron el mes pasado el menor aumento de los últimos dos años y medio: 17,6% en relación con un año atrás. Crecieron, además, la mitad que en los meses previos de 2008. El gobierno nacional la presentó como una desaceleración "transitoria" y culpó a los productores rurales que retienen sin vender casi un tercio de la cosecha de soja.

El gobernador afirma que hay que "preservar el vínculo laboral" antes que reclamar "mejoras salariales"

El gobernador Luis Beder Herrera remarcó este jueves que al anunciar nuevas medidas económicas, la presidente Cristina Kirchner puso énfasis en la necesidad de preservar el vínculo laboral, sin hacer alusión a eventuales mejoras salariales como algunos sectores sindicales aspiraban en otro momento.

"Creo que esa expectativa que teníamos de mejoras está cediendo por esta realidad que tenemos en el mundo, pero que también nos afecta en el país y en la provincia, que es la preservación del empleo", puntualizó el mandatario.

"Primero vamos a lograr ese objetivo, preservar a los empleados", ratificó el gobernador y advirtió que en noviembre "ya hemos tenido patéticamente nuestro primer aviso: a La Rioja le han llegado 11 millones de pesos menos, lo que realmente pinta de cuerpo entero cuál es la realidad que vamos a vivir en los próximos meses".

"Esperemos que diciembre sea un buen mes, pero todo hace pensar que también vamos a tener una baja en la recaudación", estimó respecto a la preocupación que existe a nivel nacional y que se ve reflejada en los distintos medios periodísticos.

De todas maneras, ratificó también las medidas de contención del gasto, "como ya lo habíamos anticipado, que ya estamos adoptando en la provincia". "Estamos reduciendo los gastos para privilegiar que la gente cobre".

Comentá la nota