El Gobierno dice que no ejecutan obras sin expedientes

El Gobierno dice que no ejecutan obras sin expedientes
Marcelo Zanotti confirmó que la Provincia sólo pudo invertir un 11% de lo que había previsto.
El subsecretario de Infraestructura Pública, Marcelo Zanotti, aseguró que en su área ninguna obra se tramita sin su correspondiente expediente. "No se está ejecutando ningún tipo de obra pública sin sustento legal, lo que en la jerga se dice sin papeles", señaló. De esta forma salió al cruce de las declaraciones del titular de la Cámara de la Construcción local, Fernando Capdevilla, quien -a través de Radio Ancasti- había confirmado que existían obras que se ejecutaban sin papeles en ámbitos del Ministerio de Obras Públicas y que esa situación estaba afectando a empresas que no están nucleadas en la entidad que representa.

"Si es por papeles, esto es parte de todo lo que tenemos listo para salir, desgraciadamente no hay fondos", manifestó Zanotti mostrando una pila de expedientes que esperan en su despacho financiamiento oficial.

El funcionario aseguró que los efectos de la crisis menguaron de tal forma las previsiones presupuestarias, que tiene decenas de obras ya licitadas, adjudicadas y algunas inclusive aprobadas por el Tribunal de Cuentas sobre las que no se puede avanzar en la firma de contratos porque no hay recursos para financiarlas. En carpeta esperan, por ejemplo, el complejo de museos, la climatización de la pileta del Polideportivo Capital, comisarías, escuelas y demás. "Todas las empresas que están esperando obras saben que no hay presupuesto. Estas obras ya pasan para el ejercicio del año que viene, siempre que mejore el panorama", señaló.

Zanotti informó que de los 180 millones que su área había previsto invertir en obras durante 2009, "a duras penas no sé si llevamos gastados 20 millones de pesos", sostuvo. Lo que representa un 11% de lo que se había previsto para este año.

En ese sentido comentó que las únicas obras que se continúan ejecutando, pese a la crisis, son el estadio de fútbol, la sede de OSEP, el nuevo edificio de la Administración de Juegos y Seguros y la escuela especial Nº 10. Lo demás tendrá que esperar a épocas de bonanza económica.

El Gobierno debió desacelerar el ritmo de la obra pública a partir de la disminución de ingresos a la Provincia.

Comentá la nota