El Gobierno dice que ayudará, pero le preocupa la especulación

La megamuestra Inta Expone 2008, que finalizó ayer en Mendoza, fue el marco ideal para que el Gobierno Nacional anunciara su ayuda a algunos sectores productivos de Cuyo.
El sábado, durante el acto inaugural de la muestra, el Secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, Carlos Cheppi, notificó la entrega de $2 millones para los productores de ciruela desecada de Mendoza y $2 millones más para los de uvas frescas de San Juan.

La dádiva fue recibida con regocijo por los gobernadores Jaque y Gioja, junto a un importante número de autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Sin embargo, más allá de este aporte, aún no hay una decisión oficial sobre cómo encarar la situación crítica que comienza a vivir la producción agrícola en el inicio de la cosecha.

Una respuesta inmediata ante la consulta sobre cuándo y cómo se actuará, es que, en primer lugar, “hay que acordar las formas en que se afrontará la crisis” y por otro lado, preocupa que entre los productores y empresarios “haya algunos que especulen con esta situación”.

Estas son frases coincidentes tanto de Cheppi como del propio Jaque.

Desde la Nación “habrá recursos” dijo Cheppi, pero aclaró que habrá que ser “muy cuidadosos y prudentes”, ya que no se puede pretender “la misma rentabilidad que se tuvo el año pasado”.

Para Cheppi, “el mercado no está cerrado”, aunque admitió un problema de financiamiento. “Es diferente cuando el mercado se para” agregó y continuó, “hay problemas de precios y hay que ver hasta dónde llega la especulación y hasta dónde hay problemas de financiamiento o de capital de trabajo para que podamos sostener el sistema y que los productores cobren el mejor precio”, dijo, confirmando su preocupación por los supuestos especuladores.

Por su parte, Jaque también prometió ayuda provincial, pero diferenció la situación. “Está costando llegar a un precio razonable de transacción, pero no es menos cierto que a veces aparecen especulaciones” dijo, en referencia principal a los vitivinícolas de Mendoza.

Productores y exportadores saben que el precio internacional está en serio riesgo a raíz del brete financiero global y hacen un reclamo permanente al Estado.

Una demanda es la disminución o anulación de las retenciones y la consolidación de los reintegros.

Sobre eso, el Gobierno no da respuesta. “No hablo de medidas en particular” dijo Cheppi, “pero que la gente se quede tranquila, que vamos a ayudar, tanto desde la Nación como de las provincias” e hizo un llamado a los privados al decir que “cada sector tendrá que hacer su aporte, pero el Estado está interviniendo” concluyó.

Comentá la nota