El Gobierno dice que no hay "aprietes" .

Contrato: el subsecretario de Trabajo admitió la situación de "conflictividad", pero se negó a admitir que el oficialismo efectúe presiones cuando descuenta los días no trabajados, porque esa decisión "no es mía, ni del gobernador ni del ministro, sino en el contrato de trabajo".
El Gobierno provincial salió ayer a desmentir que haya "aprietes" a los trabajadores que se adhieren a las medidas de fuerza dispuestas por los gremios que agrupan a los estatales. La dirigencia sindical se quejó públicamente de ese tipo de presiones y de los descuentos que el Ejecutivo les realiza a quienes adhieren a los paros.

Fue Marcelo Pedehontáa, subsecretario de Trabajo, el que dijo que "no hubo aprietes", al programa radial "Plan B Noticias" (FM Sonar 91.3).

El funcionario puso un ejemplo: "Así como en noviembre o diciembre nos sentamos a charlar y llegamos a un acuerdo, que fue reivindicar una situación de lucha de 40 años, ahora digo que si hay algún apriete y me lo hacen saber, lo voy a acomodar. Yo no tengo la orden del gobernador de que hay que perseguir trabajadores; no, la orden es darle un cauce normal a una situación de conflictividad".

"Yo no niego la situación de conflictividad, pero nadie aprieta. La ley permite asambleas, medidas de fuerza directas, paros, pero hay otra cuestión difusa: generamos los descuentos por días de paro y hay trabajadores que nos dicen ’no, yo no hice paro’. ¿Pero cómo? Es un cuento de nunca acabar... pero es el cumplimiento de la ley", agregó.

Pedehontáa aclaró: "No quiero generar con mis dichos ningún conflicto, pero acá nadie apretó ni cuestionó. Lo que dijimos es: están en conflicto, tienen derecho a reunirse, a hacer asambleas, pero hagámoslo en un marco organizado, porque tenemos una responsabilidad como Gobierno provincial, la de prestar servicios esenciales, recaudar para pagar los remedios y financiar la educación".

"Es necesaria la información, un plan de contingencia. Eso es responsabilidad de quienes conducimos el Estado, entonces permitimos que el que quiere trabajar trabaje, generar un plan de contingencia... los servicios públicos esenciales establecen planes de contingencia. Para hacer un paro en Salud hay que hacer -por ejemplo- como ATE, que comunicó que en los organismos va a haber un paro y saben que tienen que tener una guardia mínima y la OIT establece qué es un servicio esencial, cuando está en juego la vida del ser humano", dijo.

El subsecretario contó: "Yo tengo una relación excelente con casi todos los dirigentes gremiales de la provincia, tengo diálogo y discusiones, pero no hubo aprietes a los trabajadores sino que intentamos ponerle una cordura a esto. Son situaciones que hay que analizar minuciosamente antes de dar una opinión; puedo decir también que la organización gremial está extorsionando al Gobierno antes de las elecciones y no es así... están peleando por derechos de los trabajadores".

"No niego el estado de conflictividad -reiteró- pero no se puede ser irresponsable. Así como salen a decir que hicieron la mejor medida de fuerza, cuando no hay acatamiento que no digan que el Gobierno apretó. El descuento del día de paro no es decisión mía, sino del contrato de trabajo, lo dice el Código Civil, la Corte Suprema... hay derechos y obligaciones de las dos partes".

Comentá la nota