El Gobierno destinará 2 mil millones de dólares a la compra de 52 aviones

El Gobierno destinará 2 mil millones de dólares a la compra de 52 aviones
La inversión será para Aerolíneas Argentinas y Austral, a contramano de la tendencia mundial, que encuentra a las empresas tratando de desprenderse de sus naves o alquilándolas. Ya hay peleas entre los pilotos por las máquinas.
El Gobierno hará hoy otro anuncio de campaña vinculado con la compra de hasta 52 aviones para Aerolíneas- Austral. Con la presencia de la presidenta Cristina Fernández en Aeroparque, se mostrará uno de los dos Boeing 737/700 que no pudo terminar de pagar por la crisis una aerolínea de Ucrania. Pero habrá más. A las 20 máquinas ya compradas y anunciadas a la brasileña Embraer, se sumarán unos 30 Airbus como parte del acuerdo de salida con Marsans que tendrá financiamiento del Estado español. La tendencia mundial del sector aerocomercial es no comprar o a lo sumo alquilar aviones. La caída del turismo por la crisis internacional desplomó la venta de pasajes y está acrecentando las pérdidas de las empresas. El primer mensaje que dio el ministro Julio De Vido al ser reestatizada la empresa fue el de austeridad y unificación de flota. Ahora la compañía tendrá aviones de tres marcas distintas. En la cúpula de Aerolíneas creen que hay queaprovechar el desbarajuste económico mundial para comprar barato. El desembolso total por las tres operaciones rondará los u$s 2 mil millones.

El 29 de mayo se destrabó el último obstáculo para darle un cierre al diferendo con el grupo Marsans, dueño en los papeles del 94% de Aerolíneas y del 100% de Austral. La expropiación anunciada todavía debe pasar por un largo juicio hasta que el Estado se haga de las acciones.

El último viernes del mes pasado, el Consejo de Ministros de España aprobó un acuerdo por el que se instruye al Instituto de Crédito Oficial a modificar un préstamo concedido a la Argentina en 2001 para hacer frente a la crisis socioeconómica. En concreto, el Estado argentino recibirá unos u$s 250 millones para sellar un convenio de provisión de 30 aviones nuevos que tiene a Marsans y Airbus como contraparte.

Por un lado, los españoles acuerdan con Airbus ceder las aeronaves a Aerolíneas Argentinas- Austral de un contrato de provisión firmado el 2005 por un total de 70 aviones a cambio de u$s 7 mil millones. Se quita así de encima un gasto que no iba a tener uso productivo.

La compañía argentina, a su vez, firma su propio acuerdo con la fabricante francesa de aviones para la adquisición de 30 aviones (10 Airbus 330/200 y 20 A320). Se especula con que unas 8 máquinas pueden llegar antes de fin de año. Directivos de Airbus estuvieron toda la semana en Buenos Aires ultimando más detalles del contrato. Para la empresa europea es un logro más en su competencia con Boeing por copar el mercado aerocomercial de América Latina.

Con todo esto firmado, Marsans se compromete a desestimar su juicio ante el tribunal de arbitraje internacional del Banco Mundial (CIADI) iniciado por la expropiación de sus activos en el país. "Así se termina el último problema político entre España y Argentina", dijo una fuente ligada a la negociación. Del tema se habló largo y tendido en la última visita de la presidenta Cristina Fernández a Madrid. Allí se cerró el acuerdo marco de la operación. El monto total por la compra de aviones Airbus será menor al estimado anteriormente: entre u$s 1.000 y u$s 1.200 millones. El pago inicial se hará con el préstamo del gobierno español que garantiza la operación y el resto se cubriría con un crédito del Banco Nación.

Sin embargo, los primeros aviones nuevos para mostrar serán otros. A un precio de u$s 39 millones cada uno, el Estado compró dos Boeing 737/700 nuevos que no pudo terminar de pagar una aerolínea ucraniana. Una de las dos aeronaves será mostrada hoy en Aeroparque. Se repintaron en un taller de la Fuerza Aérea en Palomar con la nueva imagen de Aerolíneas Argentinas, en la que prevalecerá un cóndor. Al acto, previsto para las 16.30, asistirá la presidenta Fernández.

Al anuncio hay que sumarle los 20 Embraer 190 que compró Austral por un total de u$s 585 millones con crédito del banco brasileño BNDES. La fabricante de aviones del vecino país no quiso firmar el contrato de provisión con Aerolíneas Argentinas, empresa que todavía sigue en convocatoria de acreedores. Por este motivo, los pilotos de Aerolíneas otra vez golpearon la puerta de la Secretaría de Transporte.

En resumen, el total de aviones por comprar llega a 52. Pero hay que agregarles otros 10 Boeing 737/700 alquilados a General Electric. Por ellos se pagará un costo de u$s 250 mil por mes.

La decisión de comprar aeronaves va a contramano del mundo. La mayoría de las grandes aerolíneas, por el contrario, se están desprendiendo de máquinas que no usan por la caída de la venta de pasajes.

A nivel local, la noticia de la compra de aviones recalentó la disputa entre los pilotos de Aerolíneas y Austral. En ambos lados ya piensan en medidas de fuerza si se ven perjudicados en la repartición de las nuevas máquinas que habrá que pagar tarde o temprano.

Comentá la nota