El Gobierno designó a un interventor en la obra social de los bancarios por la investigación sobre remedios falsos

Aníbal Fernández anunció que el médico Pedro Ferrara quedará a cargo, aunque no precisó por cuánto tiempo; los detalles se conocerán cuando se publique el decreto
El Gobierno confirmó la intervención de la obra social del sindicato de los bancarios que aparece cada vez más comprometida en la causa por la comercialización de medicamentos falsos.

El anuncio corrió por cuenta del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que, en conferencia de prensa, afirmó que la determinación responde al pedido del juez Norberto Oyarbide, que anteayer había pedido la intervención en base a los elementos que recogió en las últimas horas en la causa que investiga irregularidades con remedios para enfermedades de alta complejidad.

Fernández informó que el interventor en la obra social del sindicato que conduce Juan José Zanola, será el médico Pedro Ferrara, un oncólogo "de vasta experiencia", según afirmó, e hijo de un ex ministro de Salud bonaerense.

El jefe de Gabinete no precisó hasta cuándo durará la intervención. "Eso lo vamos a definir en las próximas horas y se sabrá mañana cuando se publique el decreto", indicó respecto de la norma que contendrá los detalles del proceso.

La decisión de la Casa Rosada de involucrarse de lleno en el escándalo había sido adelantada por LA NACION en su edición de hoy. El Gobierno había intentado mantenerse apartado de la polémica causa, en especial desde que fue salpicado por la revelación de que un grupo de droguerías investigadas por adulterar remedios había hecho aportes para el financiamiento de la última campaña presidencial de Cristina Kirchner en 2007. Incluso, el caso se vincula, por los protagonistas que tienen en común, con el expediente judicial por el asesinato de los tres jóvenes empresarios en General Rodríguez.

Pero una vez que Oyarbide hizo público su pedido, la Casa Rosada se vio obligada a tomar una decisión. Aunque ayer se especulaba con la posibilidad de que la obra social quedara temporalmente a cargo del jefe de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), Ricardo Bellagio, finalmente se decidió por la intervención, aunque los detalles de ese proceso se conocerán recién mañana.

Zanola, complicado. Zanola quedó en la mira de la Justicia la semana pasada después de que Oyarbide allanara el policlínico bancario y de que quedarán en evidencia sus estrechos contactos con Néstor Lorenzo, el principal imputado en la causa que investiga la adulteración de medicamentos.

El juez secuestró gran cantidad de remedios falsificados y descubrió que la droguería San Javier, propiedad de Lorenzo, tenía hasta una oficina en ese centro de salud. "El cerco se cierra en torno de Zanola", había dicho ese día Oyarbide.

Comentá la nota