El Gobierno desestimó cualquier posibilidad de aumento en 2009.

El Ministro de Hacienda de la Provincia aseguró que, tras la pérdida de los recursos del PAF 2008, hablar de un aumento salarial "es una utopía". Volvió a garantizar el pago de sueldos y aguinaldos, sin bonos ni cuasimonedas.
En medio de una serie de reclamos salariales de distintos sectores vinculados al Estado, el titular de la cartera económica provincial dijo ayer en declaraciones radiales que analizar la posibilidad de un aumento, en el contexto actual, es lisa y llanamente una "utopía".

"Con este panorama, hablar de aumentos es una utopía", aseguró el ministro de Hacienda, Sergio Tressens, en el marco de un escenario bastante complicado en el que docentes, trabajadores de la salud, del Instituto de Vivienda y de la Dirección Provincial de Energía llevan adelante medidas de fuerza, en algunos casos progresivas, justamente con este reclamo como norte.

Las afirmaciones del responsable de las cuentas del Estado, si bien eran casi previsibles en función de la negativa hacia todos los peticionantes de avanzar en este sentido, generará sin dudas una fuerte reacción desde los sectores gremiales.

Nuevamente, el funcionario provincial insistió, en el marco de su argumentación, en las graves consecuencias que generó a las finanzas correntinas la caída del financiamiento para pagar parte de los vencimientos de deuda de 2008.

"La no aprobación del PAF (Programa de Asistencia Financiera que preveía $232 millones para Corrientes) descartó absolutamente una posibilidad concreta", puntualizó Tressens y remarcó: "No podemos hablar de aumentos con este panorama financiero; luego del rechazo del PAF 2008, no hay posibilidades de que durante 2009 hablemos de aumentos salariales".

Con relación a este punto, aseguró que si bien Corrientes tenía "un plan de recomposiciones, pero se adeuda demasiado a la provincia", y se torna inviable avanzar en este sentido.

Tras descartar la posibilidad de que la situación social se complique a raíz de la escasez de fondos, el Ministro reconoció que "los sueldos no alcanzan"; sin embargo, aclaró que esta situación no es nueva, sino que "no vienen alcanzando desde hace rato".

Pese a esta reflexión, el titular de la cartera económica se mostró confiado en el acompañamiento de la población respecto de la política instrumentada actualmente por el Gobierno, que implica incluso la negativa a incrementar los salarios del sector público.

"La gente hoy privilegia mantener el empleo y cobrar en tiempo y forma todos los meses", aseguró el funcionario del Gabinete provincial.

En el marco de sus declaraciones, Tressens se refirió además a un tema sumamente delicado en la percepción del correntino, a raíz de la última experiencia: la posible emisión de bonos o cuasimonedas ante la escasez de recursos.

Tras atribuir este trascendido a intereses políticos, aseguró que no hay intenciones de avanzar en este sentido y que el Gobierno garantiza el pago de sueldos y de los aguinaldos.

"Es una maniobra absolutamente falsa", remarcó.

Párrafo aparte dedicó el Ministro al sector docente, a quienes acusó de no tener intención alguna de llegar a un acuerdo, a partir de un supuesto claro posicionamiento político contrario al del gobierno actual. "El interés político de ellos es mantener el conflicto porque apuestan a un desgaste del gobierno actual; en el interior de la provincia el paro no existe, es sólo en algunas escuelas de capital y son muy puntuales", peyorizó.

Los condicionantes nacionales

Tressens insistió además en la merma de recursos nacionales en materia de recaudación a partir de una contracción de la economía que, a los ojos del Gobierno provincial, no es sincerado por los funcionarios nacionales.

"De enero a abril la merma de ingresos de fondos coparticipables es de casi el 6%", aseguró; luego de lo cual consideró que "esto demuestra que el presupuesto nacional fue realizado sobre un comportamiento económico que no se cumple". "La actividad económica está cayendo y eso lleva a la baja de la recaudación y obviamente de la coparticipación", señaló.

Pese a esta situación, según Tressens, la situación de Corrientes no es preocupante. "Estamos parados en esta posición porque es una manera responsable de manejar la provincia", garantizó.

Esperan fallo de la Corte en los planteos por fondos retenidos

En el Gobierno provincial aguardan resultados de las presentaciones formuladas semanas atrás ante la Corte Suprema de Justicia en reclamo de fondos retenidos por la Nación a la jurisdicción correntina que llegan a los $900 millones.

La deuda reclamada por los funcionarios de Corrientes, formalizada en tres presentaciones judiciales realizadas durante el mes de marzo por el fiscal de Estado de la Provincia, Fernando Carbajal.

El planteo incluye una suma aproximada a los $500 millones en concepto de impuesto al cheque no coparticipado en los términos que la provincia considera adecuados, alrededor de $280 millones correspondientes al financiamiento del Instituto de Previsión por parte del ANSES, y otros $90 millones de fondos para la vivienda que no fueron remitidos al INVICO en los últimos meses.

"Lo que tenemos que tener en cuenta es que $900 millones significa la mitad de lo que Corrientes recibirá de Coparticipación en todo el año", analizó el ministro de Hacienda, Sergio Tressens.

Acto seguido, consideró que "a esta altura de las circunstancias, la lectura política es la única que cabe porque más allá de que el Gobierno nacional va a tener serios problemas en la segunda mitad del año, hasta el momento no los tuvo y, pese a esto, dejó de honrar los compromisos asumidos con Corrientes", cuestionó el funcionario.

Se suman Córdoba y Santa Fe

En este marco, según confirmó el diario Ambito Financiero en su edición de ayer, los gobernadores de Córdoba y Santa Fe, el justicialista "disidente" Juan Schiaretti y el socialista Hermes Binner, avanzarán también con presentaciones judiciales ante el máximo estrado del país, para reclamar fondos que sostienen son retenidos por el Gobierno nacional.

Comentá la nota