Gobierno descuenta a estatales, pero no paga los préstamos

Un difícil problema se les ha presentado en los últimos meses a empleados públicos de la provincia que han tomado préstamos personales en entidades bancarias y financieras de nuestro medio o que han realizado compras de bienes financiadas. Al menos así lo han denunciado varios de ellos, teniendo en cuenta que a pesar que se les descuenta a través del bono de sueldo las cuotas para cancelar esos créditos, el gobierno provincial no deposita ese dinero y entonces los bancos envían a los estatales al Veraz u otra entidad del mismo tipo.
De acuerdo a lo averiguado, el problema viene desde hace cuatro años, cuando el Estado provincial comenzó a atrasarse en los depósitos, aunque después lo fue haciendo equilibrando esas deudas. Sin embargo, con el correr del tiempo el gobierno entró en mora en ese aspecto, y si bien es cierto fue cancelando la situación, quienes quedaron encadenados en el ámbito de la morosidad fueron los empleados públicos que tenían préstamos con bancos y financieras, pese a que todos los meses les descuentan religiosamente por bono de sueldo.

Es lo que ocurrió con la señora Silvia Beatriz Pereyra, empleada en el hospital Schestakow, quien fue a solicitar un préstamo al Banco Hipotecario. Luego de tener todo en regla y el crédito otorgado, al concurrir a ese banco a cobrar lo requerido tuvo conocimiento que estaba en el Veraz, por lo que no le fue concedido el mismo.

Ante esta situación engorrosa, Pereyra concurrió al Banco Macro, donde supuestamente estaba en mora, y allí se le informó como era la situación: el gobierno provincial no había hecho los depósitos correspondientes del dinero que le descuenta a todos los empleados que trabajan en la administración pública que tienen préstamos.

Al asistir nuevamente al Hipotecario para que le sugirieran qué debía hacer para que se le concediera el crédito, allí le informaron que pagando los 800 pesos que adeudaba al Banco Macro (aunque ya lo había pagado a través del bono de sueldo), podía ser aceptado su pedido. Como corolario final, la mujer intentó conseguir esos 800 pesos para salir del Veraz y de paso cobrar el préstamo requerido, pero al parecer el intento le resultó infructuoso.

Este problema se ha agudizado para muchos empleados que no pueden salir del Veraz sin tener nada que ver con la morosidad en que los han enclaustrados, porque el gobierno de la provincia hace los descuentos pero no los deposita. Entonces, los estatales no pueden recurrir a ningún tipo de crédito por la situación planteada.

Misma situación con estatales que son adjudicatarios del IPV

Ante esta situación que afecta a numerosos empleados de distintas reparticiones públicas en San Rafael, el titular de la delegación local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Enrique Juri, señaló a nuestro diario que "lo que deben hacer los compañeros damnificados en este caso es enviarle una carta documento al organismo del Estado donde trabaja".

Añadió que "todavía nuestro gremio no ha tenido denuncias concretas al respecto, pero comprendemos la situación que atraviesan los trabajadores que se ven involucrados sin responsabilidad alguna, ya que a ellos les descuentan por bono esos préstamos, los que al no ser depositados por el gobierno de la provincia o la repartición que le corresponda, entran en etapa de mora y aparecen en el registro de deudores como el Veraz, por ejemplo".

No obstante, el dirigente gremial afirmó que "ocurre lo mismo con el Instituto de la Vivienda que sigue notificando a los adjudicatarios de casas a que paguen sus cuotas atrasadas, cuando éstas ya vienen descontadas en el bono de sueldo y es el mismo Estado el que no deposita ese dinero a un órgano del mismo gobierno".

Consideró que "esta es una situación muy difícil para todos los trabajadores públicos, que por incumplimiento del mismo Estado ingresan como morosos en las entidades financieras e institutos que registran a los deudores. Insisto, se debe accionar legalmente contra el agente de retención con cartas documento para encontrar una rápida solución al problema", recomendó.

Comentá la nota