El Gobierno descarta convertir la Anses en un ente independiente

Por Laura Serra

La inesperada decisión del juez Thomas Griesa de embargar dinero de las AFJP en Estados Unidos destapó el conflicto de fondo en la polémica sobre la estatización de las jubilaciones: el grado de autonomía del que debería gozar la Anses cuando concentre el manejo de los fondos previsionales.

La oposición insiste en que debería transformarse en un organismo público no estatal ?lo que, a su juicio, evitaría nuevos embargos?, pero en el Gobierno se descartó de plano esta posibilidad.

"Hoy está claro que los fondos de la seguridad social están destinados a los jubilados, no son estatales y tienen un manejo separado en el presupuesto de la administración pública nacional. Por lo tanto, no hay motivo de transformar la Anses en un organismo público no estatal. Sí gozará de autonomía económica y financiera, con más capacidad de decisión sobre los fondos", confió a La Nacion una encumbrada fuente gubernamental. Esto significa que el Gobierno pretende continuar controlando la Anses.

En el artículo 9 del proyecto de ley que envió el Gobierno al Congreso, en el cual se propone la eliminación del régimen privado de jubilaciones, se establece que la Anses ?organismo que maneja los recursos de la seguridad social? gozará de autonomía financiera y económica. Sin embargo, la deja librada a la reglamentación del Poder Ejecutivo. Desde la oposición, los diputados María América González (SI) y Claudio Lozano (CTA) pusieron el grito en el cielo y, si bien expresaron su coincidencia general con el proyecto del Gobierno (a diferencia del resto de la oposición), solicitaron modificaciones.

Una de ellas es que la Anses sea independiente del Estado, conducida por un directorio cuatripartito, integrado por representantes de trabajadores, de jubilados, de los empleadores y del Estado. Anteayer llevaron la propuesta al presidente de la Anses, Amado Boudou, y a la conducción oficialista de Diputados, a cargo de Agustín Rossi. "Si se transforma la Anses en un organismo público no estatal, conducido por un directorio compartido por aportantes y beneficiarios, quedará claro que se trata de fondos de la seguridad social y no de recursos del Estado y, por lo tanto, no podrían ser embargados", enfatizó Lozano.

Negativo

El oficialismo ya aceptó que habrá cambios en el proyecto, pero no incluirá esta propuesta, según confiaron fuentes fidedignas. En cambio, sí parece dispuesto a aceptar otra de las propuestas sugeridas por González y Lozano: modificar el reglamento de la Anses que establece cómo invertir el superávit con que cuenta el organismo. Actualmente, dicho superávit asciende a los 20.000 millones de pesos, cifra que crecerá exponencialmente cuando reciba el stock de fondos de las AFJP como también el flujo de aportes que mensualmente recalarán al Estado de los afiliados privados.

Según pudo saber La Nacion de fuentes oficiales, dicho reglamento se incorporaría en el texto del proyecto en debate sobre estatización del manejo de las jubilaciones. Será un nuevo reglamento, agregan, que aclararía, entre otras cosas, que no se podrán usar los fondos para afrontar pagos de deuda pública. También se evalúa la posibilidad de acotar la posibilidad que hoy tiene la Anses para operaciones de crédito público; de hecho, en el primer inciso del reglamento se establece que la Anses puede usar la totalidad de su superávit para aceptar títulos públicos, letras del Tesoro u otorgar préstamos.

El oficialismo pretende otorgar media sanción al proyecto de ley el próximo jueves, 15 días después de haber sido presentado en el recinto. El Senado se propuso convertirlo en ley dos semanas después. La oposición más dura cuestiona que un tema tan trascendente se debata en apenas un mes y advierte que el objetivo que persigue el Gobierno es usar los recursos previsionales para cubrir baches fiscales.

CARRIÓ Y MALACUSE, ENFRENTADOS

El debate por la estatización de los fondos jubilatorios profundiza las peleas internas en la oposición. La más virulenta es la de Elisa Carrió con los ex aristas que hoy conforman el bloque SI en el Congreso, y que apoyan el proyecto oficial. "Son optimistas idiotas", criticó la jefa de la Coalición Cívica. Eduardo Macaluse, jefe del bloque SI, retrucó que "obviar la responsabilidad de las AFJP [era] ser cómplice". Y ayer fue más duro: "No me voy a bancar que Carrió trate de nazi a alguien, cuando ella fue adjunta de fiscal en el Chaco y no se pronunció contra la última dictadura".

Comentá la nota