El Gobierno desacelera el gasto para enfrentar la crisis

Frente a la merma en la recaudación, las erogaciones tuvieron en noviembre el menor alza de 2008
Forzado por la crisis global, el Gobierno volvió a pisar gastos para sostener el ahorro fiscal, una estrategia que quizá se estire durante un tiempo ante las duras perspectivas económicas. El gasto primario aumentó en noviembre un 24,7% respecto del mismo mes del año anterior, según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Fue el menor incremento en 11 meses de 2008.

"Noviembre marca el inicio de un nuevo escenario fiscal", apunta el informe de ASAP. La característica distintiva de este nuevo escenario es que tanto los ingresos como los gastos se mueven a un ritmo mucho más lento que antes.

Lejos de explicarse por una estrategia económica, el nuevo escenario se gestó a partir del impacto de la crisis financiera global en la economía local. En noviembre, los recursos totales del sector público crecieron tan sólo un 21,4% debido principalmente al freno en las retenciones por el desplome en los precios de las commodities . Fue, también, el menor incremento en 11 meses del año pasado.

La recaudación impositiva sufría ya la desaceleración de la economía local, que se acentuó en los últimos meses.

El gasto se ajustó a esta coyuntura. El informe revela que, tal como ocurrió durante en el último tramo del conflicto con el campo, el Gobierno postergó pagos ya comprometidos para resguardar la salud de las cuentas fiscales, lo que redundó en un aumento de la llamada deuda exigible o flotante. El trabajo señala que, "contrariamente a lo que cabría esperar, el mes de noviembre sorprendió con un nivel de gasto primario devengado superior al pagado por un total de $ 492 millones". De no haberse recurrido a este mecanismo, el aumento del gasto habría sido del 33%, similar al de los meses anteriores, estimó ASAP.

No hubo, vale aclararlo, recortes en el gasto público. El ajuste de estos tiempos toma la forma de "fuertes signos de desaceleración" en el aumento de las erogaciones respecto de un año atrás. Así, en noviembre, el gasto en seguridad social aumentó un 19% (por el alto nivel de pagos de 2007); las transferencias a las provincias para gastos corrientes, un 9,1%; para obras públicas, un 14,4%; la inversión real directa, un 14,3%, y las transferencias al sector privado (principalmente, subsidios), un 40%. Todos estos valores quedaron muy por debajo de los incrementos de octubre y, salvo en el caso de los giros a las provincias, del acumulado en el año.

Las provincias sufrieron más el nuevo escenario. "Hubo una caída en los giros de la coparticipación respecto de octubre por el menor crecimiento de la recaudación de IVA y Ganancias. Las provincias se encontraron con menos plata", señaló Nadin Argañaraz, presidente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Todo esto permitió que el superávit fiscal primario se ubicara en el orden del 3,3% del producto bruto interno (PBI) en el último año. Hasta noviembre, el ahorro primario -ingresos menos gastos, antes del pago de intereses de la deuda- fue de $ 36.092 millones, mientras que el ahorro total, o, en la jerga, el resultado financiero, trepó hasta los $ 24.114 millones.

De cara a los próximos meses, el informe advierte que "debería esperarse una aceleración en los gastos" a medida que se atendieran los pagos postergados.

El nuevo escenario fiscal ofrece, en las palabras de ASAP, un "complejo dilema" para el Gobierno: cómo mantener el superávit primario frente al "debilitamiento de los ingresos" y la instrumentación de medidas como el ambicioso plan de obras públicas anunciado en diciembre pasado. Todo en un año electoral.

Los aportes patronales de los ex afiliados a las AFJP, que desde este mes ya comenzaron a ser asignados por la Anses, aliviarán este panorama. Pero ASAP señala que esto "compensará en parte el marcado debilitamiento de los derechos de exportación y, en menor medida, del IVA y Ganancias". Argañaraz coincidió con esta visión: dijo que es "poco probable" que esos recursos compensen la caída de los ingresos tributarios. Habrá un alivio adicional: el techo que, aumentos de tarifa de por medio, le puso el Gobierno al aumento de los subsidios.

34,2 %

Recursos totales

Fue el alza acumulada de los ingresos del Estado hasta noviembre de 2008 respecto del mismo período de 2007.

34,2 %

Gastos primarios

Fue el incremento del gasto público en el mismo período, sin contar los giros por la coparticipación a las provincias.

34,1 %

Superávit primario

Fue la mejora en el ahorro antes del pago de intereses de la deuda en los primeros 11 meses de 2008

Comentá la nota