"Del Gobierno depende que este conflicto no se agrave".

El impacto del paro fue alto. Hoy hay movilización y se dispondrían más medidas de fuerza.
Los médicos del Hospital Vera Barros cumplieron ayer la primera jornada del paro de 48 horas dispuesto por la Asociación de Profesionales de la Salud en reclamo de mejoras salariales y otras demandas laborales.

Según indicó la gremial médica, el paro de los profesionales de la salud se cumplió de manera total y con el mantenimiento de guardias mínimas.

La medida de fuerza se sintió, como es habitual, fundamentalmente en el área de Consultorios Externos y fueron suspendidas todas aquellas cirugías programadas. El paro también se sintió en los servicios de Laboratorio y en el de Radioimagen, entre otros. Sólo se atendieron urgencias y emergencias.

Este diario recorrió ayer el Hospital Vera Barros y comprobó que el paro tuvo un impacto importante. Los Consultorios Externos se veían desolados y la presencia de pacientes era casi nula.

A diferencia de paros anteriores, el de ayer tuvo la particularidad de que también contó con la adhesión de los médicos residentes, profesionales a los que habitualmente echan mano las autoridades del Hospital para suplir la ausencia de los galenos en ocasión de las medidas de fuerza. Esto ocurría especialmente en el área de Internado.

Pero la adhesión de los residentes a este primer paro médico del año agravó ayer la atención sanitaria en el Hospital ya que también se resintió el servicio en el Internado.

Rolando Agüero, presidente de la gremial médica, indicó que el paro también tuvo un alto acatamiento en el interior, especialmente en las localidades de Milagro, Ulapes, Aimogasta y Chilecito.

Amenazas

A las 9.30 de ayer los médicos realizaron una asamblea para evaluar el impacto de la primera jornada de paro. Allí, la gremial médica denunció que los residentes que se sumaron a la medida de fuerza recibieron amenazas por parte de las autoridades del Hospital para que depongan esa actitud bajo advertencia de que serían suspendidos.

"Si tocan a uno solo de los residentes vamos a salir a defenderlos", advirtió Agüero.

Movilización

Hoy continuará el paro médico. Habrá asamblea a media mañana y allí los galenos decidirán si continuarán o no con las medidas de fuerza. Lo que sí adelantaron es que hoy, una vez que finalice la asamblea, los médicos se movilizarán hasta el Portal de San Nicolás. A juzgar por el ánimo reinante ayer en el Hospital es más que probable que el conflicto se agudice.

Los médicos -enterados ya que de que se les descontarán los días de paro- no ocultaron su malestar. "Hace muchos meses que venimos esperando respuestas a nuestros pedidos, en especial al del aumento a las guardias. Que nos descuenten los días no es la mejor manera de resolver este conflicto. Así esto se va a agravar y se va a predisponer mal a la gente. Del Gobierno depende que este conflicto no se agudice aún más", afirmó Agüero.

Los médicos reclaman un aumento salarial del 30 por ciento, aumento al valor de las guardias, recategorización y pase a planta transitoria de los profesionales contratados.

Comentá la nota