El Gobierno denunció que en la demora de algunas causas contra represores "hay intencionalidad".

El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, agregó que en otros casos "se debe a la inactividad procesal de algunos jueces". Fue al participar de un acto en una escuela de Florencio Varela que desde este martes dejó de llevar el nombre del dictador Aramburu y pasa a llamarse Rodolfo Walsh, en homenaje al periodista desaparecido.
El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, ratificó la necesidad de que el Poder Judicial "administre justicia en tiempo" y volvió a denunciar la "inactividad procesal de algunos jueces" en las causas relacionadas con violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar, durante un acto en Florencio Varela.

"El Poder Judicial es independiente y lo que ha hecho el Poder Ejecutivo a través de la Presidenta de la Nación y de sus funcionarios es denunciar que el Poder Judicial no cumple con su responsabilidad de administrar justicia en tiempo", señaló el funcionario tras colocar una placa con el nombre de Rodolfo Walsh en una escuela de Florencio Varela.

Eduardo Luis Duhalde impuso el nombre del escritor desaparecido durante la dictadura militar Rodolfo Walsh a la Escuela 2 de Educación Técnica que llevaba el nombre del dictador Pedro Eugenio Aramburu, responsable de los fusilamientos de 1956 que Walsh denunció en su libro Operación Masacre.

Comentá la nota