El gobierno defiende la reforma política

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseveró que la nueva ley de reforma política "va a satisfacer a los partidos políticos", además de constituirse en un elemento de "importancia superlativa" para los argentinos. Estos dichos se contraponen con los vertidos por el titular de la UCR, Gerardo Morales, quien no aprecia que sea importante ni el momento adecuado. Por su parte, el gobernador Mario Das Neves apuntó que primero resulta imperioso ver "la letra chica" del proyecto oficial.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, defendió ayer la intención oficial de realizar una reforma política, y consideró que se trata de un proyecto de "importancia superlativa", que dejará "satisfechos a todos los partidos".

De esta forma, el titular de ministros rechazó los dichos del titular de la UCR, Gerardo Morales, quien sostuvo que esa iniciativa "no es la prioridad" del país.

Fernández estimó que la ley de reforma electoral "va a satisfacer a todos los partidos políticos", aunque rechazó el sistema de boleta única y el voto electrónico.

A su entender, esta ley "va a ser el resultado" de la convocatoria al diálogo político que realizó el Gobierno nacional luego de las elecciones legislativas del 28 de junio pasado.

"Durante mucho tiempo se dijo que no existe más la convocatoria, ni el diálogo, y la verdad es que se convocó para hacer esto y se ha concluido seguramente con una ley que va a satisfacer a los partidos políticos -más no a los clubes de admiradores-. Va a tener que haber una estructura y un trabajo muy serio", enfatizó.

Podría generar suspicacias

El jefe de Gabinete explicó que el Gobierno no está de acuerdo con la modalidad de voto electrónico porque podría generar suspicacias hacia el oficialismo, en el caso que existan resultados ajustados.

Al respecto, sostuvo: "(En las últimas elecciones) el oficialismo perdió por 150 mil votos y todo el mundo estaba contento, si hubiera ganado por 150 mil no sé qué se hubiera dicho".

Por otra parte, también desestimó la posibilidad de que la reforma política contemple la implementación de la boleta única, ya que ésta "debería ser de dos metros por dos metros".

Fernández subrayó que se buscará mayor equidad en el financiamiento de los partidos, y se tratará de dividir ese dinero en "una parte fija para todos por igual y la otra por los votos que sacó".

Además, el jefe de ministros salió al cruce de los sectores de la oposición que consideran que la reforma no es relevante, y resaltó que "todos los temas de los argentinos siguen siendo importantes".

"Los argentinos elegirán a los candidatos y después los votarán", destacó Fernández en alusión al sistema de elecciones internas abiertas que prevé el nuevo proyecto.

Comentá la nota