El Gobierno defiende la política de seguridad

Regino Amado, vicegobernador interino a cargo del Poder Ejecutivo, dijo que se está trabajando para brindarle mayor seguridad a los tucumanos con la entrega de elementos de trabajo a la policía y la incorporación de agentes. No obstante, solicitó apoyo de la comunidad en la prevención del delito.
El vicegobernador interino, a cargo del Poder Ejecutivo, Regino Amado, defendió el viernes la política de seguridad del Gobierno provincial, que en los últimos días se convirtió en blanco de numerosas críticas, tras el brutal asesinato de Silvia Castillo de Roselló, quien fue ultimada de un balazo delante de su familia durante un intento de asalto, el pasado fin de semana.

En declaraciones a la prensa, Amado aseguró que "se está trabajando para dar seguridad a los tucumanos, se equipó con todos los medios que necesitaba la fuerza, se incorporaron nuevos policías y se está trabajando con el crédito de 30 millones de pesos que otorgó la Nación en la instalación de cámaras de vigilancia en distintos puntos estratégicos del Gran San Miguel y un centro de monitoreo en el ex Hotel Corona. Es decir que vamos contamos con herramientas", afirmó.

No obstante, el titular interino del PE reclamó la colaboración de la comunidad con la Policía "para que denuncie cualquier movimiento extraño en su barrio o trabajo, se comunique con loa teléfonos de la patrulla motorizada que está dividida por secciones, porque ayudará a adelantarse a cualquier ilícito", argumentó.

Amado dijo que "están confirmados todos" los integrantes de la plana mayor de la Policía y aseguró que "por el momento no habrá cambios" en la fuerza.

Comentá la nota