El Gobierno defiende en París la ley de Blanqueo

Aníbal Fernández intentará ante el GAFI disipar las dudas europeas y de EE.UU.
Un debut difícil y parisino para el ministro de Justicia, Aníbal Fernández. En una serie de sesiones en el Plenario de Acción Financiera Internacional (GAFI) deberá, hoy y mañana, explicar y diferenciar el blanqueo impositivo, aprobado por el Gobierno y el Parlamento argentinos, de toda maniobra que permita el lavado de dinero del narcotráfico y el terrorismo en el país. Esa posibilidad ha generado las suspicacias de la anterior y de la flamante administración norteamericana. El ministro está dispuesto a responder a todos los interrogantes.

Fernández expondrá la posición argentina ante el International Cooperation Review Group (ICRG), en una sesión cerrada a la prensa. Después asistirá al plenario del GAFI en el OCDE, que sesionará el 26 y el 27 de febrero, en medio de estrictas medidas de seguridad.

"Argentina no viene dar a examen, sino a explicar una política pública y a reclamar a los demás países igual cumplimiento. No hay una preocupación por las explicaciones y las damos desde una posición soberana", dijo una fuente de la delegación argentina en París a Clarin.

El GAFI es un organismo intergubernamental, cuyo objetivo es el desarrollo y la promoción de políticas para luchar contra el blanqueo de capitales procedente del narco terrorismo, que se estableció en París en 1989.

Está integrado por treinta y tres países u organizaciones regionales, entre ellos Argentina, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y España.

Fernández expondrá los matices de la ley 26476, promulgada por el Parlamento argentino el pasado 22 de diciembre, sobre la regularización impositiva, la promoción y protección del empleo registrado y la exteriorización de capitales, conocida en Argentina como Ley de Blanqueo de Capitales.

La ley de blanqueo impositivo argentina despertó sospechas e interrogaciones internacionales y el GAFI pidió explicaciones oficiales por la legislación, por sugerencia de Estados Unidos.

No hay antecededentes de un blanqueo tan laxo como el que Argentina ha aprobado, salvo el caso de Rusia después del default.

Todos los mecanismos del blanqueo argentino deberán ser aclarados por el ministro de Justicia argentino, que será el quinto expositor en las deliberaciones que se abrirán hoy a la mañana en el GAFI.

La delegación incluye a funcionarios del Banco Central, de la Unidad de Información Financiera y a expertos de la Cancillería y del ministerio de Economía, quienes regularmente asisten a esta clase de reuniones.

La excepción la aporta, precisamente, la presencia en estas reuniones del ministro Fernández, que demuestra hasta dónde le preocupa al gobierno argentino dar una respuesta política al cuestionado blanqueo de capitales.

Comentá la nota