El Gobierno defendió la planta de tratamiento de residuos

Mientras los vecinos de la zona de Overá Pozo se resisten al proyecto oficial con protestas, el Secretario de Medio Ambiente señaló que la construcción respeta todas las medidas de seguridad.
"Overá Pozo es el resultado de un profundo estudio que tuvo en cuenta aspectos sociales, económicos, ambientales y productivos. Este estudio ha delimitado cinco zonas para la instalación de plantas de tratamiento en la provincia y donde Overá Pozo es sólo una de ellas", expresó el Secretario de Medio Ambiente de la Provincia Alfredo Montalván. La aclaración surgió a raíz de la resistencia social que genera el emprendimiento, donde los vecinos mantienen cortes de rutas impidiendo el ingreso de las maquinarias que construyen la infraestructura necesaria.

La zona, aclaró el funcionario, es un espacio de aproximadamente 100 hectáreas de las cuáles en la etapa de relleno sanitario y planta de tratamiento se ocuparán menos del 10 por ciento del espacio. Explicó que esto representa un reaseguro para la seguridad de la zona ya que no sólo se cercará y habrá seguridad las 24 horas del día sino que también se crearán cortinas forestales como indican las normas internacionales para el manejo de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). "Se debe recordar que en este gobierno hemos pasado de un basural a cielo abierto en Los Vásquez, que fue clausurado por este gobierno, a una planta de tratamiento en Pacará Pintado y ahora en un esfuerzo más vamos a una estación de Transferencia y a una planta de tratamiento", dijo Montalván.

Consideró que la zona elegida es desde el punto de vista geológico apta para este tipo de emprendimiento. Aclaró que los suelos presentan una capa arcillosa que actúa a modo de filtro para el caso de eventuales contaminantes y que en la zona hay una napa freática a una profundidad de 20 a 25 metros y otro entre 50 y 200 metros de profundidad. "Entre ambos acuíferos existe una capa de limo - arcilla que separa a ambos y que no permiten su contacto", añadió.

Respuesta a vecinos

Con relación al temor de los vecinos por la cercanía de los poblados, el titular de la cartera ambiental indicó que la zona se halla lejos de sitios poblados, de escuelas y centros de atención primaria. "La Escuela más cercana se halla a más de 2 kilómetros. A pesar de estas ventajas la obra se realizará bajo normas como construcción de cercas verdes, acceso limitado sólo a los camiones y vehículos que transporten RSU, seguridad y sobre todo se debe tener en cuenta que al predio solo entrarán restos de RSU ya que los mismos serán clasificados en la Estación de Transferencia que se construirá en Pacará Pintado". Sin embargo, las argumentaciones oficiales lejos de tranquilizar a los habitantes del lugar los llevo a intensificar el plan de protestas, convencidos del peligro del proyecto estatal. En la planta de tratamiento de residuos se depositarán los desperdicios generados en los municipios del Gran San Miguel de Tucumán y municipios aledaños.

Focos de incendio

En lo referido a la proliferación de quema de pastizales que contaminan el ambiente y generan serios daños en la infraestructura vial y eléctrica, Montalván explicó que trabajan con un nuevo modelo de gestión ambiental que consiste en trasladarse al interior de la provincia para acordar entre todos lo sectores involucrados (ciudadanos y gobiernos locales) una agenda de trabajo conjunta, con metas realizables, entendiendo que todos tienen responsabilidades y que pueden aportar soluciones.

En la primera reunión realizada en Monteros el siete de agosto, Montalván dijo que se pudo apreciar la nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales, con una inversión de 20 millones de pesos, que permitirá tratar los líquidos cloacales y sobre todo disminuir el impacto sobre la cuenca del Río Salí. Ahora se aprestan a realizar la tercera reunión que se llevará a cabo con productores de caña de azúcar del sur de la provincia. El encuentro se concretará hoy en la sede de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT) Delegación Monteros, donde fueron invitados a participar productores cañeros del sur de la provincia, intendentes y delegados comunales de la zona, con funcionarios de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente (SEMA).

Comentá la nota