"El Gobierno debería oír a la gente"

El gobernador Brizuela del Moral dijo que si los Kirchner no cambian, sufrirán más derrotas como la de Catamarca
SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA.- Los festejos electorales de Eduardo Brizuela del Moral en Catamarca duraron menos de 12 horas. No era todavía mediodía en esta capital y el gobernador ya estaba en el aeropuerto, listo para volar a Buenos Aires. "Voy al Senado. Le van a dar una distinción a mi esposa por el Día de la Mujer", contaba sonriente antes de subir al avión. Mientras se acomodaba en su asiento de primera clase, se apuró a hacer aclaraciones: "Pero ojo, que no voy a ver a [Julio] Cobos. Con él me voy encontrar dentro de dos semanas".

A sólo horas de la victoria en las elecciones legislativas, el gobernador catamarqueño ayer dio sus primeras definiciones políticas en un vuelo de Aerolíneas Argentinas. Ansioso por demostrar que la victoria no tuvo padrinos, el líder del Frente Cívico y Social se ufanó de sus logros provinciales al pensar en el líder del PJ, Néstor Kirchner: "Trabajamos bien. Les ganamos a todos a los que vinieron a apoyar al peronismo".

En una charla con LA NACION, el gobernador dijo además que el Gobierno "debe escuchar más a la gente". De lo contrario, avizoró que "lo que pasó en Catamarca se puede repetir en otras provincias".

Después cuestionó otra vez a Kirchner y le dedicó ironías al ministro del Interior, Florencio Randazzo: "El ministro buscó una salida elegante a la derrota diciendo que era una disputa provincial. ¡Ellos vinieron a nacionalizar la elección! ¿Se acordaron ahora de que era una cuestión local?".

-Se lo ve efusivo?

-Era importante para nosotros recuperar poder en Diputados. Además, mantuvimos los senadores y barrimos con la mayoría de los concejales. Lo necesitábamos para la gobernabilidad.

-¿Cree que este resultado también fue un mensaje para el Gobierno?

-Fue una señal para todo el país. Es innegable que tiene repercusión nacional. Y esto que pasó en Catamarca se puede repetir en otras provincias.

-¿Cree que Kirchner se equivocó en su estrategia política en Catamarca?

-Le erró. Usó una mala estrategia. Que hayan venido él y la Presidenta no estuvo bien. El que lo asesoró, lo asesoró mal. Es una muestra también de su debilitamiento.

En ese momento, el vuelo que llevaba al gobernador a Buenos Aires se detuvo a subir pasajeros en La Rioja. Algunos de ellos lo felicitaron.

Brizuela sonreía, mientras recordaba lo que ya había dicho hacía unos días: que Kirchner tiene demasiada "influencia" sobre la Presidenta.

Discriminación

"Es casi el propio Gobierno", cuestionó. Después aprovechó la escala para pedirle "cambios" a la Presidenta.

-El Gobierno tiene que escuchar más a la gente. En muchos temas hasta puede tener razón, pero tiene que sentarse a conversar. Y no tiene que discriminar a ninguna provincia. A nosotros nos cortaron todos los fondos que nos correspondían por convenios, en la emergencia agropecuaria no figuramos, nos sacaron la promoción industrial? Pero nosotros vamos a seguir luchando.

-¿Alguien lo llamó del Gobierno en las últimas horas para felicitarlo?

-No. Nadie.

- ¿Pero lo llamó Cobos?

-Sí, él llamó para saludarme. Pero hablamos poco.

-Igual se van a encontrar dentro de dos semanas. ¿De qué van a hablar?

-Somos amigos. Conversaremos de política. Me gustaría que el radicalismo se unifique, que busque alianzas y que, finalmente, apoyemos a un candidato.

Comentá la nota