El Gobierno deberá cambiar sus planes

Si se concreta en los papeles el cambio que quieren hacer los empresarios chinos, el Gobierno deberá modificar sus planes y reducir su programa de obras al monto real que recibirá en concepto de anticipo financiero.
De 110 millones de dólares que tenía previsto recibir Economía, ahora se reduce a un tercio de ese monto. En total, el dinero que podrá usar el Gobierno con afectación específica significará algo así como 110 millones de pesos.

Esto según los dichos de uno de los representantes de la empresa, en declaraciones públicas, dejando en evidencia por qué se debe hacer un retoque en los alcances jurídicos del convenio que se firmó en su momento.

Los chinos no sólo harán la reforma a esta cláusula referida al anticipo financiero sino que, además, buscarán que los funcionarios de gobierno asuman el compromiso de no hacer más cambios a lo pactado de manera que se disipen los temores por la falta de seguridad jurídica que se evidenció en este acuerdo por la puesta en marcha de una planta de metanol.

EXPECTATIVAS DE GOBIERNO

El secretario de Gobierno, Gustavo Dorfman, destacó las expectativas que tiene el Gobierno sobre el convenio chino para que «el proyecto de producción se lleve adelante, sabiendo también en el marco de crisis internacional y nacional que hay. Que haya una iniciativa de inversión importante es una buena señal y vamos a seguir apostando a que se desarrolle y siga adelante porque se trata de darle valor agregado a un producto de la Provincia».

Comentá la nota