"El Gobierno debe levantar el corte de Gualeguaychú

Al ex vicepresidente Carlos ‘Chacho‘ Álvarez se lo ve tranquilo, contento. Son las seis de la tarde y la pintoresca Ciudad Vieja de Montevideo lo encuentra paseando de la mano de su novia, ‘Solita’ Silveyra. Aunque intente disimularlo, está entusiasmado con la ventaja que el candidato del Frente Amplio, José ‘Pepe‘ Mujica, lleva en los sondeos. Algunos militantes lo reconocen y se acercan para agradecerle el apoyo.
Vuelto al ruedo este año, después de cinco by pass a los que se sometió luego de un infarto que sufrió a fin del año pasado, el ‘Chacho‘ reparte sus días entre Montevideo y Buenos Aires, ya que actualmente preside la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur. El Cronista dialogó con él.

–¿Cómo ve esta elección en Uruguay?

– Paseando por el Mercado del Puerto y varios barrios de Montevideo, se siente ese clima de optimismo de los simpatizantes del Frente Amplio de ganar en primera vuelta, sobre todo en estas últimas dos semanas. Por supuesto que no es lo mismo cómo viven la tradición los blancos y colorados, pero por el lado del Frente Amplio veo que está todo depositado en ganar sin ballotage.

– El tema del Mercosur estuvo presente durante la campaña. Se llegó a hablar incluso de salir del bloque.

– Hay un reclamo legítimo de Uruguay de asimetrías que hay que resolver. Pero luego entre los candidatos el matiz es bastante fuerte y sesgado. Lacalle que Uruguay puede tener un destino más independiente de la región y que puede seguir un poco el caso chileno, al punto tal de cambiar el estatus de miembro del Mercosur para dejar de ser socio pleno y pa

sar a ser Estado asociado. En cambio Mujica tiene la visión de que el destino de Uruguay está muy comprometido al destino de la región, especialmente a la Argentina y Brasil.

–¿Cómo explica que no se haya resuelto aún el conflicto por las papeleras? ¿Hay salida?

– El cambio de autoridades en Uruguay abre la posibilidad de un diálogo distinto. El gobierno argentino va a tener que tomar algunos compromisos y hacer que se levante el corte de Gualeguaychú para restablecer normalmente las relaciones. Lo dice el sentido común y lo piden las mayorías populares tanto de Argentina como de Uruguay.

– Astori coqueteó con la idea de un TLC con Estados Unidos. ¿No podría plantearse esa posibilidad en un eventual nuevo gobierno del Frente Amplio?

– No. Primero, porque el Frente ya saldó esa discusión. De hecho, a mi juicio, ese fue uno de los motivos que debilitó mucho la precandidatura de Astori, cuya posición distaba mucho de la del Frente. Pero además porque Barack Obama es parte del Partido Demócrata, que es mucho más crítico respecto a los beneficios para Estados Unidos de esos tratados.

Comentá la nota