El gobierno y la cooperativa de recicladores cruzan acusaciones

Integrantes de Cura afirman que el municipio incumplió sus promesas y que no tiene el tema en su agenda. El secretario de Obras dijo que la gestión de Pulti hizo mucho por ellos y anunció que en 15 días entregaría material de trabajo.-

En quince días, el municipio estaría en condiciones de entregar los materiales e insumos de trabajo que reclaman los integrantes de la cooperativa de reciclado Cura, que actualmente están realizando la separación de residuos manualmente. Así lo informó el secretario de Obras Públicas, Manuel Regidor.

El funcionario explicó que la demora en el otorgamiento de los elementos de trabajo tiene que ver con el tratamiento administrativo que requieren las compras, en este caso valuadas, según dijeron los trabajadores, en 180 mil pesos. Seguido, y tras las acusaciones pronunciadas por los miembros de Cura, Regidor, en diálogo con El Atlántico, defendió el accionar municipal porque a su entender "este gobierno ha hecho mucho más que otras gestiones".

El 7 de julio, a través del decreto Nº 150, el Concejo Deliberante autorizó al Ente Municipal de Vialidad y al de Obras y Servicios Urbanos a adquirir y donar los materiales e insumos que reclamaban los trabajadores de Cura. Sin embargo, los integrantes de la cooperativa siguen hoy desempeñando sus labores en pésimas condiciones, sin contar siquiera con guantes y palas para tratar los residuos.

"El municipio sigue incumpliendo. Estamos otra vez parados: se rompieron las máquinas y tuvimos que volver a laburar como en el predio. Regidor se hizo cargo de este problema y dijo que pidiéramos todo lo necesario para trabajar en la planta. Esto lleva nueve meses de gestión y que mañana y que pasado, y que dentro de quince días y que esto y que aquello. El Concejo Deliberante aprobó la compra hace dos meses y medio, casi tres meses, y ellos no cumplen", denunció Daniel Figueroa, integrante de Cura, en diálogo con FM Residencias.

Al respecto, el titular de Obras aseguró que la demora en el otorgamiento de los materiales tiene que ver con los procesos administrativos que obligatoriamente necesita tramitar el municipio para comprar insumos que posteriormente serán donados a la cooperativa. "Las compras están iniciadas y no hay otra dificultad. Está todo en marcha y calculamos que en quince días podremos entregarlos", estimó el funcionario, que agregó que la dilación de plazos también guarda relación con que algunos insumos requirieron del llamado a concurso de precios. "Los plazos a veces nos exceden", reconoció.

Si bien Regidor dijo comprender la insatisfacción y molestia de los integrantes de Cura, recordó que el gobierno del que forma parte "no hace cinco años que está en funciones". La aclaración, demás está decir, carga responsabilidades contra el mandato del ex intendente Daniel Katz, que fue quien inició las gestiones por la planta de reciclado y prometió que sería un ejemplo del tratamiento moderno de los residuos.

Para Figueroa, Cura no es tema de agenda de la gestión pultista. Por el contrario, consideró que desde el Ejecutivo no se le da importancia a la cooperativa y menos a sus integrantes "que trabajan en condiciones infrahumanas".

Regidor, subiendo el tono de voz, aseguró que eso "no es así" y fundamentó, enseguida, su postura: "Desde que asumimos hemos hecho mucho por la cooperativa: entregamos el permiso precario de uso del predio, que jamás se le había dado; gestionamos la donación de elementos de trabajo, que en los próximos quince días se concretará, y abrimos las tratativas con la Nación que terminaron con la entrega de la propiedad de los equipos y maquinarias a la cooperativa, cuando era éste un gran tema de discusión".

Por último, Regidor, contradiciendo las palabras de Figueroa, que señaló que el jueves tendrían acordada una reunión con el funcionario, advirtió que no tiene en agenda ningún encuentro. "Quizás ellos, en estos días, pidan una mesa de diálogo, pero hasta el momento no hay nada", indicó.

MEDIDA DE FUERZA

Los integrantes de la cooperativa estarían organizados para manifestarse. Según Figueroa, de no concretarse la reunión del jueves, iniciarían, si así lo resuelve la asamblea, un nuevo plan de lucha con movilizaciones hasta el municipio e incluso el cierre del predio, con lo cual los camiones recolectores no podrían descargar la basura.

"Nosotros aprendimos que hay que dialogar antes de manifestarnos, pero el diálogo está casi agotado. Si el jueves no nos reunimos con Regidor tendremos que pensar en medidas de fuerza", advirtió el trabajador.

Lo que piden los miembros de Cura que se cumpla es el compromiso que asumió la municipalidad de entregarles materiales e insumos de trabajo. La norma aprobada por el Concejo Deliberante autoriza, entre otras cosas, a la adquisición y donación de balanzas, compresores, hidrolavadoras, barbijos, guantes, matafuegos, indumentaria de trabajo y, algo tan básico, como un botiquín de primeros auxilios.

Comentá la nota