EL Gobierno convoca a UIA y CGT para acordar suba de indemnizaciones de ART

Será una solución intermedia al no haber consenso sobre temas de fondo como la doble vía y el in itínere. Puja entre empresarios y aseguradoras por el costo de la prima
Sin lograr un acuerdo de fondo entre empresarios y trabajadores para avanzar en una nueva ley de Riesgos de Trabajo, el Gobierno tiene decidido reunir al Consejo Consultivo Permanente del sistema y definir así algunas medidas paliativas que saldrían luego por decreto. La convocatoria sería para el jueves, según definieron los dirigentes gremiales y del establishment en el último encuentro con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, a fines de la semana pasada.

La discusión sobre la doble vía –la posibilidad que hoy tiene el trabajador de cobrar la indemnización de la ART y luego iniciar un juicio civil por la diferencia porque la ley fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema– y el in itinere –la cobertura cuando el accidente ocurre en el trayecto del trabajador de la casa al empleo o viceversa– no llegó a buen puerto. La UIA quiere eliminar la doble vía y el in itinere y los gremios se oponen tajantemente. Como la brecha para llegar a un acuerdo es tan amplia, las partes y el Gobierno coincidieron en que una alternativa es convocar al consejo consultivo para que resuelva algunos temas como la incorporación de enfermedades a la cobertura y la suba en los topes indemnizatorios, que actualmente son irrisorios y que son el principal motivo de la enorme cantidad de juicios iniciados por accidentes laborales.

El interés de los empresarios es dejar completamente cerrada la posibilidad de que el trabajador cobre la indemnización y luego inicie una demanda, pero ante la imposibilidad de acordar con la CGT, consideran que la suba en los topes puede desalentar los juicios. El nuevo límite será un tema a discutir en el órgano consultivo, pero para los gremios, el monto debería triplicarse. En el caso de los industriales, aceptarían un incremento de esa magnitud, pero si no tienen luego que pagar una mayor prima a las aseguradoras de riesgo de trabajo. El argumento de los dirigentes de la UIA radica en que "no tiene sentido pagar un mayor seguro para que las indemnizaciones sean más altas si las empresas no tienen la seguridad de que el trabajador luego no iniciará el juicio", coincidieron varios dirigentes. "Es un seguro sin seguro", recalcó un industrial, quien agregó: "La cuota que cobran las ART se ajusta por nómina salarial, por lo que fue aumentando en la medida en que subieron los sueldos. El costo de aumentar las prestaciones debe ser asumido por las aseguradoras".

Ajuste del seguro

Por su parte, fuentes de la Unión de ART (UART) precisaron a El Cronista que "si se produce un aumento en los topes, también subirá la prima". "Para ser real y pagado, tiene que ser financiado; es una característica del sistema y no será motivo de mayor conflicto", consideraron las fuentes. Además, afirmaron que el número de siniestros creció de forma importante en los últimos años y que no todas las indemnizaciones tienen un tope.

Otro de los reclamos empresarios sobre este punto radica en lograr clarificar cuáles son las responsabilidades de las ART y contar con un seguro de responsabilidad civil.

La idea de avanzar en mutuas empresarias y gremiales como existe en Chile y España fue nuevamente puesta sobre la mesa en las últimas reuniones con Tomada. La dirigencia industrial y sindical siempre se vio tentada de autoasegurarse, pero ello implicaría la caída del régimen de ART y no está en los planes oficiales por el momento.

Comentá la nota