El gobierno no contestó el 70% de los pedidos de informes

Una resolución de la Cámara de Senadores manifiesta su preocupación ante el gobernador Hermes Binner y pone "en antecedente" a la Corte Suprema de Justicia.
La Cámara de Senadores manifestó su preocupación "por el elevado número de pedidos de informes efectuados y que a la fecha se encuentran sin respuesta, en clara contravención de lo dispuesto por la Ley 11.312". Y además, decidió "poner en antecedente a la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, por la situación planteada".

El proyecto de resolución fue presentado por el senador por San Javier José Baucero, que desde la banca afirmó que sobre 206 pedidos de informes girados por el cuerpo deliberativo hay aún sin una respuesta 143.

Para el senador justicialista la ausencia de respuestas es "un obstáculo para cumplir con la función de control" de los legisladores "y ni qué hablar de las observaciones del Tribunal de Cuentas", agregó.

En los considerandos -leídos durante la sesión del jueves pasado- se recuerda que el artículo 1º de la norma establece un plazo de treinta días hábiles, para que el Poder Ejecutivo proceda a contestar los pedidos de informes recabados por el Poder Legislativo, conforme lo previsto en la Constitución provincial.

"Sin dudas, el espíritu del Legislador al promover la Ley 11.312 ha sido brindar plazos que permitan una respuesta a las solicitudes de las Cámaras Legislativas, entendiendo la necesidad que el legislador tiene para obtener en distintas oportunidades, información fehaciente que hagan a un mejor desarrollo y cumplimiento de su tarea", subraya Baucero en los fundamentos de la resolución votada por la mayoría en Senadores.

Duros conceptos

Entre otras críticas, el senador sanjavierino dice que al incumplirse plazos o al no responderse los pedidos de informes se "demuestra un menoscabo y absoluto desprecio, no sólo hacia este Cuerpo el cual desde su inicio el gobierno socialista ha tratado de soslayar, sino también hacia la Constitución provincial, ley fundamental del Estado".

En otro tramo, habla de "la clara y evidente falta de voluntad política del Poder Ejecutivo por transparentar el accionar de las instituciones republicanas".

Y más adelante agrega: "me pregunto, ¿puede asegurarse el acceso a la información desde un gobierno socialista que ya iniciado el segundo año de su período aun no responde los pedidos de informe que la Cámara de Senadores de la Provincia remitió a los diferentes poderes del Estado y organismo del mismo, desconociendo una norma legal vigente en la provincia como lo es la Ley 11.312?".

Afirma que "el desapego a las normas de contralor que ostenta este gobierno socialista es muy llamativo y contrasta con el discurso de transparencia que ejerce en los medios de prensa masivos, pero desconoce, a la hora de cumplir con las leyes".

Una muestra en plena sesión

Cada jueves, una catarata de pedidos de informes parte de la Legislatura al Ejecutivo. Ocurre durante este gobierno, tal como en los anteriores. Sólo que ahora los protagonistas políticos de la provincia han cambiado sus roles de oficialismo y oposición.

Entre los pedidos de informes hay asuntos de muy distinto tenor: algunos son -como subraya la oposición- de una importancia central: hablan de temas que requieren aclaraciones de los funcionarios y están fundamentados con dudas que lucen razonables sobre el manejo de la cosa pública.

Otros, en cambio, parecen no tener más destino que el de engrosar la estadística del incumplimiento a la ley que da 30 días para responder, en algunos casos, a obviedades.

Por otra parte, ciertos pedidos de informes no responden a dudas genuinas sino a otro objetivo tan evidente como irreprochable: llamar la atención de los periodistas sobre temas que sus agendas ignoran.

El senador por San Javier José Baucero, en la misma sesión en que logró aprobar el reproche al Ejecutivo presentó 8 pedidos de informes. Para botón de muestra, resumidos de la versión taquigráfica, he aquí los temas: 1) registro de índices y políticas sobre empleo y desempleo en San Javier ante la desocupación; 2) estadísticas, programas de acción preventiva y cuantía de víctimas fatales y heridos en siniestros viales; 3) tareas de contralor en 2008 de condiciones de trabajo y derechos humanos de trabajadores golondrinas en el departamento; 4) nómina, actividades, datos profesionales y títulos habilitantes de gimnasios, institutos, academias y escuelas privadas de deportes según ley 10.544; 5) integración del Consejo Asesor, habilitación del Registro; creación de la red provincial de museos; cooperación y asesoramiento con municipios y comunas (Ley 12.955); 6) impresión de material de difusión de la programación cultural -La Plaza en la Casa- de febrero 2008; 7) tipo de experiencia e implementación de la programación cultural -La Plaza en la Casa- de 2008 y 2009; 8) incorporación en el calendario escolar la conmemoración del 21 de abril, Día de Recordación de la última rebelión de la raza mocoví y 1º de julio, aniversario del fallecimiento del tres veces presidente de la nación, teniente general Juan Domingo Perón.

Todos se aprueban

Una saludable costumbre, que el Senado respeta desde hace décadas, hace que todos los pedidos de informes se aprueben por unanimidad, porque el oficialismo (tanto el actual como el de los gobiernos anteriores) entiende que es parte de las funciones del legislador controlar al Ejecutivo.

Comentá la nota