El Gobierno confirmó que avanzará con la nueva Ley de Radiodifusión

Lo confirmó el titular del COMFER, Gabriel Mariotto, quien argumentó que el actual Congreso "tiene legitimidad". Luego del 10 de diciembre, el oficialismo perderá el quórum propio en ambas cámaras tras la derrota electoral.
Mientras Cristina Fernández continúa con sus quejas hacia el tratamiento "diferencial" que los medios le otorgan al Gobierno frente a la oposición, el Gobierno intenta retomar la iniciativa tras el cimbronazo que sufrió en las urnas el domingo pasado. En ese sentido, el interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, confirmó este martes que el Proyecto de Ley de Radiodifusión entrará al Congreso este año antes de que asuman los nuevos legisladores.

En declaraciones a radio Continental, el funcionario sostuvo que "se trabajó con mucha profundidad en la propuesta sin mirar el cronograma electoral. Aún quedan realizar foros de consulta en Formosa, Ushuaia y el conurbano. Luego el proyecto, enriquecido por la discusión ingresará al Parlamento tal como lo planteó la presidente Cristina Fernández en su discurso ante el Congreso del 1º de marzo".

El proyecto oficial forma parte de la pelea de fondo de la Casa Rosada contra el Grupo Clarín. Luego de haber aprobado durante su presidencia la fusión de Multicanal y Cablevisión, que le otorgó al multimedio el control sobre la TV paga, Néstor Kirchner abrió el frente de batalla contra la empresa que incluye esta propuesta de ley, carteles contra los medios del grupo y la ya famosa frase pronunciada por el ex presidente durante un acto, "Qué te pasa Clarín, estás nervioso".

En tanto, Mariotto aclaró que los legisladores que actualmente están en el Congreso "tienen toda la legitimidad para tratar y aprobar el proyecto. Estamos en democracia y por suerte la continuidad institucional está a salvo".

El oficialismo apurará el tratamiento de la ley ya que a partir del 10 de diciembre perderá el quórum propio en ambas Cámaras, tras la derrota electoral del domingo pasado. Así, en Diputados tendrá 99 legisladores propios, muy lejos de los 129 que se necesita para sesionar, y en la Cámara alta quedará con 36, a sólo uno del quórum.

Comentá la nota