Gobierno confirma que la semana próxima abre el tramo internacional del canje de deuda

Gobierno confirma que la semana próxima abre el tramo internacional del canje de deuda
El Gobierno abrirá la semana próxima el tramo internacional del canje de Préstamos Garantizados, con la intención de dar "un nuevo perfil a la deuda, certezas a los acreedores y sobre la obligación de pago del país".
Así lo aseguró hoy el jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien destacó que lograr este objetivo "no es otra cosa que darle previsibilidad a la Argentina".

"Cerramos el tramo local de lo que se conoce como los préstamos garantizados, y es una deuda que se cerró, me parece, que de muy mala manera y muy mal perfil de vencimientos allá por 2001", remarcó el jefe de ministros.

En cuanto al canje para acreedores que obtuvo una aceptación del 97 por ciento, Massa indicó que le permitió al Gobierno "no solamente aliviar las cuentas sino darle un nuevo perfil a la deuda, atado al crecimiento y al desarrollo del sistema financiero en la Argentina, así como también al desarrollo y crecimiento de la economía argentina".

"A partir de la semana que viene estamos poniendo en marcha el tramo internacional de reestructuración de Préstamos Garantizados, en un programa que tiene como objetivo darle un nuevo perfil a la deuda, darle certezas a nuestros acreedores, dar certezas sobre la obligación de pago del país, que no es otra cosa que darle previsibilidad a la Argentina", enfatizó Massa.

A fines de enero pasado, el Gobierno cerró con una adhesión del 97 por ciento el canje de Préstamos Garantizados, medida que repitió días después para el tres por ciento de los acreedores nacionales que no habían entrado en la operación.

El canje se realizó a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE), en los que los tenedores deberán decidir si aceptaban recibir el bono BADLAR 2014 con una tasa del 15,40 por ciento para los vencimientos del primer año.

La formalización del canje es una misión conjunta de las Secretarías de Hacienda y Finanzas.

En el canje, los acreedores recibirán el bono BADLAR en pesos con vencimiento en 2014 por hasta el monto necesario para llevar a cabo la transacción.

Ese bono tiene un plazo de cinco años, con fecha de emisión el 30 de enero de 2009 y vencimiento 30 de enero de 2014.

Su amortización integra al vencimiento y un interés BADLAR más 275 puntos básicos, excepto para los servicios que venzan durante el primer año, en el que la tasa aplicable será 15,40 por ciento nominal anual.

Con pagos de intereses trimestrales, los bonos -que gozarán de exenciones impositivas- serán negociables y cotizarán en el MAE y en bolsas y mercados de valores del país, se informó oficialmente.

La operación permitirá aliviar los vencimientos de deuda de la Argentina durante los próximos dos años, por unos 3.000 millones de dólares.

Los bonos estaban en manos de bancos, entidades financieras, compañías de seguro, cajas profesionales y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino (FGS) y tenían fuertes vencimientos este año y el próximo, ya que estaban ajustados por CER.

Se trata de los préstamos garantizados creados en 2001, durante el gobierno de Fernando de la Rúa, cuyo objetivo fue renegociar el megacanje que había tenido un alto endeudamiento.

Según el Gobierno, tras haberse cerrado este tramo nacional del canje, el Estado se ahorra unos 5.400 millones de pesos, a los que se suma una rebaja de 300 millones adicionales por un 2 por ciento de quita nominal de capital.

Comentá la nota