El Gobierno completó la entrega de 189 viviendas y apura otras 250

Se adjudicaron las 28 casas que faltaban de la primera tanda correspondiente al Plan Federal. Están ubicadas en el barrio San Alejo. A 300 metros de allí, el Grupo Farallón comenzó con la segunda etapa. Los beneficiarios son seleccionados por el área de Desarrollo Social y pagan una cuota social. Transporte y escuelas para la zona, el nuevo desafío.
Ayer por la mañana, el Gobierno local concluyó con la entrega de la totalidad de las 189 viviendas sociales correspondientes a la primera fase de casas que se construyen en Pilar en el marco del Plan Federal de Viviendas de la Nación.

Las casas están ubicadas en el barrio San Alejo y la última etapa cerró con la entrega de las 28 que faltaban adjudicar, que se estaba construyendo, con altibajos y varias postergaciones, desde fines de 2005.

Según explicó Olga Santiago, titular del departamento de Tierras de la comuna "la entrega de las casas se realizó en tres etapas"

"Los primeros vecinos ya están viviendo allí desde fines del año pasado, luego hace unos días se entregó otra tanda y hoy (por ayer) se cierra la primera fase de la adjudicación de viviendas para los vecinos de Pilar", señaló en declaraciones radiales a Pilar Hoy (FM 100,3, lunes a viernes de 9 a 12).

Santiago aseguró que los beneficiarios de las casas se decidieron luego de un trabajo realizado por la Secretaría de Desarrollo Social de la comuna desde donde sus asistentes sociales analizaron las situaciones de cada una de las personas que se inscribieron en el plan.

"Ellos tuvieron que cumplir con ciertos requisitos, como no poseer vivienda o ser precaria, ser argentino, contar con grupos familiares de hasta 6 integrantes, o si alguno de ellos sufre alguna discapacidad; luego recibieron la visita de las asistentes para evaluar esas situaciones y finalmente por medio del pago de una cuota social podrán ya tener su techo propio", explicó Santiago.

Es que los beneficiarios abonarán sus viviendas, según el plan, aportando por mes una cuota que si bien no trascendió el monto, es menor a la de un alquiler. "En otros distritos, la cuota es de 150 pesos", ejemplificó la funcionaria.

Ahora, la comuna tiene todas las expectativas puestas en la concreción de la segunda fase de construcción de viviendas sociales. Esa etapa abarca la construcción de unas 250 nuevas casas que se erigen a 300 metros de las ya existentes en el barrio San Alejo.

La empresa encargada de la construcción de la segunda fase es la desarrolladora Grupo Farallón.

En tanto, el Gobierno comenzó a pensar en las estrategias para acercar a la zona servicios de transporte y educativos.

Comentá la nota