Gobierno y comerciantes trabajan en el nuevo plan para las computadoras

Desde el lunes los empleados públicos podrían volver a comprar los equipos de computación. El viernes se firmaría un “acta de protocolo de entendimiento” donde quedarían asentadas las pautas de comercialización. El Estado quiere que la operatoria sea transparente y no se desvirtúe el objetivo del proyecto: que los niños puedan tener su computadora.
El gobernador Alberto Rodríguez Saá se reunió ayer con los comerciantes de San Luis para definir los puntos claves para la venta y compra de las computadoras que financiará el Estado provincial. La reunión es la segunda que tiene el mandatario con los vendedores, después que el jueves pasado se suspendiera la operatoria debido a las falencias que se detectaron en los dos primeros días de iniciado el plan.

Rodríguez Saá, recibió a los comerciantes en el Salón Blanco de Casa de Gobierno y señaló: “Durante estos días, después de parar la operatoria, he escuchado lo que opina la gente y la actitud que tuvieron hoy (ayer) los docentes de trabajar -a pesar del paro convocado a nivel nacional-, pensé que si hacemos el esfuerzo entre todos, el viernes podríamos firmar una acta de protocolo de entendimiento y el lunes volver a reencausar el plan”, de compra de computadoras por parte de los agentes de la Administración Pública.

El gobernador dijo que con la paralización de la operatoria “no se perdió mucho tiempo, sino que se ganó en transparencia”. En este punto se refirió a las serias falencias en la compra de los equipamientos que se detectaron la semana pasada, como fue los sobreprecios de las computadoras y notebook, facturación de cámaras de filmación o fotográficas, o que se armaban “combos” que incluían mesas e impresoras.

Por eso ayer el gobernador dejó en claro que el plan que otorga el Gobierno es únicamente para la adquisición que equipos de computación, por esa razón señaló que se decidió que se armaran tres tipos de computadoras, para que los compradores puedan tener de referencia a la hora de decidir que comprar.

Rodríguez Saá dijo que le solicitó a la Universidad de La Punta que sea la encargada de especificar las características que tienen que tener las PC. Para los niños las computadoras tendrían que ser parecidas a las que se entregan a los chicos en interior provincial (classmate), “que es un modelo chico y simple, ideal para que la puedan transportar para estudiar y tiene un costo menor de 2 mil pesos”, dijo.

El segundo modelo sería un PC familiar, estándar y económica. “Queremos que sea lo más barata posible, pero que tenga los servicios mínimos necesarios para que pueda tener internet inalámbrica”. El tercer modelo sería una máquina “vip” con accesorios y programas más sofisticados.

Según la idea del Ejecutivo, es que estos equipos tengan además un chip que le permita al Estado saber en que lugar se encuentra la computadora.

El gobernador comentó que hoy y mañana los comerciantes podrán dialogar con el titular de la ex Caja Social, Delfor Sergnese, sobre lo mínimo que piden los vendedores y el máximo que aceptan de control sobre la comercialización, de esta manera podrían -ambas partes- llegar a un acuerdo que les permita firmar el viernes el “acta de protocolo de entendimiento”.

También buscan la posibilidad de simplificar la operatoria para facilitar el trámite de compra y no llenar tantos formularios.

En un momento de la reunión un representante de la empresa Fravega consultó sobre el período de garantía que debían tener los quipos. En un principio el Gobierno había solicitado un plazo de dos años de garantía, lo que implica para el comercio un costo extra. Ante esa consulta, el primer mandatario provincial, respondió que decidieron que las PC estén cubiertas con el año de garantía que da el fabricante.

El titular de Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADEUCO) Jorge Olguín, sugirió que para poder tener un mayor control sobre los precios se podría trabajar sobre un listado de valores. “Se debería fijar un precio o al menos establecer uno de referencia en relación a los que manejan en el mercado. De esa manera las asociaciones de defensa al consumidor, podríamos ejercer algún tipo de fiscalización sobre lo que se ofrece y evitar lo que pasó la semana pasada”.

Reunión con los intendentes

Los ediles se comprometieron a comprar las antenas base

El gobernador Alberto Rodríguez Saá, se reunión después con los intendentes y comisionados municipales. El objetivo fue saber cómo cada municipio trabajaba para adquirir las antenas bases e instalar Wi-Fi en cada localidad.

Ante esto, varios ediles señalaron la intención de comprarlas y de esta manera favorecer al municipio con la devolución con un 80% en impuestos fiscales y el 20% restante en coparticipación.

Los jefes comunales manifestaron que han logrado que varios comerciantes de sus localidades o ganaderos, accedan a comprar las antenas bases -que tienen un costo aproximado de 20 mil pesos-, lo que permitiría ampliar la cobertura de internet inalámbrica en el interior provincial.

Comentá la nota