El Gobierno colombiano ofrece hasta u$s 1 millón por cabecillas de las FARC

El Gobierno colombiano ofreció recompensas cercanas al millón de dólares por información que permita la "neutralización" de cabecillas de las FARC que actúan en el suroeste del país en donde los rebeldes mataron nueve soldados en un ataque a la población de Corinto, informó el Ministerio de la Defensa.
"Dependiendo del nivel de los cabecillas que se logren neutralizar gracias a información entregada a la Fuerza Pública, las recompensas irán hasta dos mil millones (de pesos)", precisa un comunicado expedido el miércoles por la noche por el Ministerio de la Defensa.

El documento agrega que para combatir a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Gobierno determinó la creación del Comando Conjunto del Pacífico que agrupa la Tercera División del Ejército, la Fuerza Naval de Pacífico y el Comando Aéreo de Combate Número 3.

A la zona ya fue enviado un batallón especializado en la lucha contra el narcotráfico y se sumarán dos pelotones blindados para garantizar la normal movilidad en la región.

Se creará un cuerpo especial que tendrá permanente contacto con los indígenas del sector y se incrementarán los programas de desarrollo social para estas comunidades.

Adicionalmente, se activarán 12 pelotones de soldados campesinos que empezarán a operar en los departamentos del Valle y Cauca, en donde también se incrementará significativamente la presencia de la Policía Comunitaria.

Igualmente, se creará un cuerpo especial integrado por la Fiscalía, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), para agilizar la judicialización de guerrilleros y auxiliares de las FARC que sean capturados.

Horas antes de estas nuevas medidas, el Gobierno colombiano había decidido trasladar 12 de los batallones que forman la tercera división del Ejército a la zona del departamento del Cauca.

El gobernador del Cauca, Guillermo Alberto González, señaló a Caracol Radio que las operaciones contra la columna insurgente que realizó el ataque en la madrugada del martes son lideradas por los comandantes de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, y del Ejército, general Óscar González.

El funcionario agregó que la zona donde se registró el ataque de las FARC es un lugar muy difícil que colinda con los departamentos de Valle del Cauca, Cauca, Tolima y Huila.

La guerrilla colombiana de las FARC mató el martes a nueve militares y dejó heridos a otros cuatro en un ataque al municipio de Corinto, en el suroeste del país, en el peor golpe que ha sufrido el Ejército en lo que va de 2009.

En el ataque, que comenzó en la noche del lunes y se prolongó hasta la mañana del martes, habrían muerto también unos 30 guerrilleros de las FARC, según los medios locales, pero esa información no ha sido confirmada todavía.

Comentá la nota