El gobierno clausuró Mocarbel y la Papelera Itapé por contaminación

La Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia dispuso la clausura de dos industrias de los departamentos Paraná y Diamante que, luego de una serie de auditorías e intimaciones, no accedieron a mejorar sus mecanismos de trabajo para reducir la contaminación
Uno de los casos es el de la firma Mocarbel, largamente cuestionada por los vecinos de Aldea Brasilera.

“La intención del organismo es acompañar a las industrias de la provincia que quieren encontrar soluciones a las problemáticas que afecten el ambiente”, aseguró el titular del área, Fernando Raffo, pero enfatizó que aquellas empresas que no se ajusten o no tengan voluntad para cambiar, serán clausuradas.

Los técnicos de la Secretaría procedieron esta semana a la clausura y aplicación de sanciones monetarias a la firma Papelera Itapé, instalada en el Parque Industrial de Paraná, que se dedica al reciclado de cartones, y a la empresa Mocarbel SA de Aldea Brasilera, que fabrica grasas y jabones y que durante los últimos años viene siendo fuertemente acusada por los vecinos por los malos olores que despide.

“Ambas medidas se tomaron luego de una serie de auditorías, fiscalizaciones e intimaciones a través de las cuales la Secretaría instó a las empresas a encarar un proceso de mejoras que nunca se llevaron a cabo”, precisó Raffo, y acotó: “La clausura no es una medida que nos deje satisfechos, por el contrario, es una herramienta que se utiliza luego de agotar todo un proceso administrativo que no fue atendido correctamente por parte de los directivos de las empresas”.

En el caso de Papelera Itapé, según el gobierno no cumple el proceso de trabajo en lo que respecta a los efluentes líquidos, por lo que previamente desde la Secretaría se la intimó para que instrumente un programa integral de mejoramiento de industrias de papel, coordinado por la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, que fue rechazado por la empresa.

Por su parte, Mocarbel tiene problemas con los efluentes líquidos y gaseosos. Cabe mencionar que esta última industria ya tiene antecedentes de clausura y cobro de multas por la misma causa.

Además, Raffo dijo que si las empresas presentan proyectos de obras de mejoras, la Secretaría, luego de evaluarlos, puede otorgar un permiso provisorio para funcionar nuevamente, porque la habilitación total se vuelve a otorgar cuando se finalicen dichos trabajos. Respecto del personal de ambas empresas, Raffo explicó que según lo establecido por ley, los directivos tienen la obligación de seguir abonando los sueldos de sus trabajadores, ya que la medida de clausurar se toma por el incumplimiento de los dueños de las industrias.

“El objetivo final de esto es que la industria mejore su mecanismo de trabajo y quede en regla cumpliendo lo que establece la Ley N° 6.260, que regula el vertido de efluentes industriales. La Secretaría está dispuesta a ayudar y acompañar a las empresas que quieren mejorar, y con las que eligen el camino de dilatar los tiempos y no cumplir con lo solicitado se procederá al cierre y sanción monetaria”, aseguró el funcionario.

También anunció que mañana trabajarán al mediodía los técnicos de la Secretaría, en la oficina de la capital entrerriana, para atender a los directivos de las empresas que quieran acercarse para iniciar las mejoras.

Comentá la nota