El Gobierno clausura el blanqueo casi sin repatriación de capitales

 El Gobierno clausura el blanqueo casi sin repatriación de capitales
El blanqueo de capitales termina hoy y el ingreso se produjo casi todo la última semana, por montos entre u$s 100.000 y u$s 500.000, de bienes o fondos en el país
El Gobierno clausura hoy el blanqueo con resultados modestos, ya que se habrían exteriorizado sobre todo bienes en el país por montos de entre u$s 100.000 y u$s 500.000, y casi no habría habido repatriación de capitales.

El grueso de los contribuyentes que adhirieron al blanqueo de capitales lo hicieron la semana pasada, debido que antes había habido problemas técnicos por una seguidilla de resoluciones de la AFIP que cambiaban el escenario y porque los bancos no abrían las cuentas especiales que pedía la ley para depositar los fondos como paso previo a cualquier inversión.

En realidad, la bancarización había sido levantada por la reglamentación porque los bancos se resistían a abrir las cuentas especiales, y luego fue repuesta 17 días antes del plazo de vencimiento del blanqueo, por un reglamento de 97 artículos y varios anexos.

Por este motivo, recién hace 10 días se abrieron las cuentas especiales necesarias, y sólo en el Banco Nación y el Bapro, mientras que los bancos privados no quisieron hacerlo por la responsabilidad que les traería el control del origen de los fondos y de un eventual lavado de dinero, para los que se les pide que apliquen los resbaladizos criterios de "conozca a su cliente".

Por esos motivos, dijo Juan Carlos Nicolini, del estudio Damonte, Nicolini y Bertazza, "todo estaba postergado, y recién en los últimos días entró mucha gente en el blanqueo". Estimó, asimismo, que los montos que se blanquearon estuvieron entre u$s 100.000 y u$s 500.000, y añadió que pocas de las exteriorizaciones fueron de fondos del exterior, sino que la mayoría fueron de bienes o efectivo en el país destinado a comprar bienes en el país.

El grueso de las inversiones, en tanto, habría estado destinado a la compra de inmuebles, ya sea nuevos, usados, en construcción o terrenos para construir, y algo menos en títulos públicos, para luego venderlos y tener dinero blanqueado disponible.

Por su parte, el secretario de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicos, Guillermo Fernández, tachó de "desprolijo" al blanqueo de capitales y reivindicó el pedido hasta último momento de los contadores para que se prorrogara.

"Yo creo que las dos últimas semanas la gente común empezó a tomar conciencia y en la última vimos algunas incorporaciones puntuales al blanqueo, pero creemos que fue desprolijo", dijo Fernández.

El funcionario se quejó de que, a 17 días hábiles del vencimiento, la AFIP emitió una reglamentación compleja, y también se quejó de que 8 días de la finalización de este beneficio se haya cambiado el programa aplicativo, porque tenía problemas para incluir los fondos en moneda extranjera.

"La Federación y todos los Consejos pedimos una prórroga -todo hace pensar que no va a ocurrir- pero no por pedirla, sino porque estas desprolijades obligan a la profesión a que trabaje más", enfatizó Fernández.

A su vez, Flavia Melzi, secretaria del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la ciudad de Buenos Aires, coincidió en que fue "bastante complicado que a 17 días hábiles se haya emitido una norma que en teoría era un texto ordenado pero que en realidad modificó toda la reglamentación".

Melzi añadió que "todavía hay dificultades con el aplicativo, porque hay diferencias entre lo que permite hacer y lo que dice la reglamentación".

Asimismo, explicó que no fue sencillo la semana pasada que el Nación y el Bapro en tan pocos días le abrieran la cuenta especial a todos los interesados, tanto para los que ya habían blanqueado pero sin depositar los fondos, como para los que querían blanquear ahora.

Comentá la nota