Gobierno calificó de "sabotaje" la interrupción del noticiero de canal 11 y adelantó sanciones

Mediante una medida de fuerza -no declarada- un grupo de empleados de la emisora estatal en Ushuaia que reclama un aumento salarial del 29%, interrumpió el informativo.
El secretario de Comunicación Institucional, Gabriel Ramonet, confirmó que la salida al aire del noticiero fue interrumpida “de manera intempestiva por el accionar de un grupo de empleados de la emisora”, en un hecho que calificó de “sabotaje” y que acarreará “investigaciones administrativas y eventuales sanciones para los involucrados”. Precisó que pasadas las 19:00, y mientras se emitía la edición habitual, la señal se interrumpió con una placa y una voz en off de un locutor, que informó que el corte se debía a “razones de fuerza mayor”, pero el funcionario dijo que “se trata de un hecho gravísimo”.

“En realidad –dijo- este grupo de empleados decidió, durante una asamblea no autorizada por los directivos de la emisora, interrumpir un servicio público. Y así lo hicieron. Privaron a la ciudadanía de su derecho a informarse. Se apropiaron de un bien que no les pertenece, como es la señal del canal, y la usaron para hacer valer sus intereses sectoriales. Cruzaron una barrera y ahora tendrán que explicarle a la propia audiencia del medio público, por qué lo hicieron”, advirtió.

Según Ramonet, también se trató de “un paro fraudulento, porque la delegación del Sat había declarado una medida de fuerza consistente en no realizar exteriores, y luego notificó por escrito el 11 de marzo que levantaba esa medida y que realizarían actividades normales. Ahora, en forma unilateral y a nuestro criterio ilegal, cometió este hecho grave”.

El secretario destacó que el origen del conflicto es el pedido de aplicación de un aumento salarial del 29 %. “El Gobierno considera que ese incremento establecido a nivel nacional no tiene aplicación automática en Tierra del Fuego, y que mucho menos corresponde para un sector donde se perciben sueldos promedio de $7.400 de bolsillo. Hay una franja de agentes del canal que cobran entre $10.000 y $14.700, que con el aumento verían crecer sus ingresos hasta más allá de los 18 mil pesos mensuales de bolsillo. En plena crisis económica, cuando muchas personas pierden sus empleos o luchan por conservarlos, parece un despropósito”, subrayó.

Ramonet reiteró que a raíz de los sucesos del miércoles, desde el área a su cargo se requerirán informes pormenorizados para que los involucrados expliquen el motivo de este accionar abusivo bajo apercibimiento de recibir sanciones, además de practicarse los descuentos correspondientes por el lapso de duración de la medida.

“En cualquier caso nos parece un accionar que no tiene precedentes y que no puede pasar desapercibido. La ciudadanía de Tierra del Fuego tiene que saber quiénes son los responsables de la interrupción del noticiero, y cuáles son los motivos de este reclamo sindical descontextualizado de la realidad. Hay gente que reclama mayores salarios para vivir más dignamente, y hay otros, como en este caso, a los que sólo les importa ellos y nada más que ellos. Es un caso de egoísmo llevado al límite”, afirmó el secretario de Comunicación.

Comentá la nota