El gobierno busca tomar el control de la planificación urbana

El gobierno busca tomar el control de la planificación urbana

Quiere un nuevo código para 2018. Y concentra facultades en el Ejecutivo. Asoman algunas resistencias en el Concejo.

por Diego Schejtman d.schejtman@pilaradiario.com

La planificación urbana del distrito, con el consiguiente ordenamiento territorial de las inversiones, es uno de los temas que desvela al intendente Nicolás Ducoté. Y está dispuesto a encararlo a fondo.Para eso, envió al Concejo Deliberante un proyecto marco que, entre otras cosas, plantea la redacción de un nuevo código urbano que reemplace al que está vigente desde hace más de tres décadas, actualizado caso por caso, a fuerza de parches y excepciones.La norma, además, concentra en el Ejecutivo la mayor parte de las facultades para otorgar permisos a las inversiones inmobiliarias, muchas de las cuales están actualmente en manos del Concejo Deliberante. Por eso, hay quienes adelantan que la negociación será ardua y no exenta de resistencias que podrán a prueba la muñeca política del gobierno. Es que el oficialismo está en minoría dentro del recinto, aunque comenzó a tejer buenos lazos con algunos sectores más dialoguistas de la oposición. 

Más controlEl expediente llegó el viernes a la sede administrativa del Concejo Deliberante y comenzará a tratarse mañana, en una reunión especial convocada por la comisión de Obras Públicas, que preside la oficialista Claudia Zakhem.El encuentro fue solicitado por el jefe de Gabinete municipal, Juan Pablo Martignone, que se convertirá en la figura clave.Es que en el reciente cambio de estructuras anunciado por Ducoté, el jefe de Gabinete acaparó bajo su órbita todas las dependencias que intervienen en la aprobación de inversiones inmobiliarias: la Subsecretaría de Planeamiento y Desarrollo Urbano, y las direcciones de Obras Particulares, Catastro Técnico y Tierras.Todas esas áreas estaban hasta la semana pasada bajo la órbita de Obras Públicas.La cartera que conduce Martignone sumaría todavía más herramientas. Bajo su órbita se creará una suerte de consejo asesor conformado por especialistas de diversas disciplinas destinado a sentar las bases del nuevo código de planeamiento.Se trata de una normativa clave, que define qué tipo de desarrollos se pueden hacer en las distintas zonas del distrito. El atraso de la actual y sus sucesivos parches generaron algunos desquicios tales como la radicación de empresas contaminantes que conviven con viviendas y emprendimientos  rurales.Ayer, tras participar del acto de conmemoración por los 200 años del bicentenario, Ducoté le confirmó a El Diario que su intención es tener un nuevo código dentro de los próximos 18 meses.

TraspasoDe todos modos, el proyecto contiene algunos aspectos que podrían requerir de una sintonía fina para pasar por el Concejo.Uno de los principales es el traspaso al Ejecutivo de la facultad de autorizar el uso conforme de suelo de todos los emprendimientos que superen los 1.500 metros cuadrados. Hoy, esa autoridad está en manos del deliberativo."No es lógico que todos los usos de suelo pasen por el Concejo. No está fijado que deba ser así, esto es algo que decidió el propio HCD”, le dijo a El Diario un funcionario del Gobierno. Y agregó que solo quedará en manos de los ediles lo que esté estrictamente reglado por ley.Del otro lado, hay quienes temen que el traspaso de funciones contenido en el voluminoso expediente sea todavía más grande. "El proyecto es enorme y recién lo estamos analizando. Si es solamente el tema de los 1.500 metros se puede acompañar. Pero me parece que vienen por todo, como quisieron hacer con la emergencia económica”, malició un edil de la oposición. En el gobierno ya se adelantan a las posibles resistencias y apuran la construcción de puentes con algunos de los múltiples bloques de la oposición. El que integran los concejales Ricardo Male, Nicolás Darget, Guillermina Sánchez y Alfredo Hermida parece, hasta ahora, el más abierto al diálogo. Aunque desde el gobierno apuestan a que no sea el único. 

El datoPor el volumen del expediente y la complejidad técnica y política de su tratamiento, se estima que la discusión de los cambios en el código urbano demandará varias semanas. 

Coment� la nota