El Gobierno busca hacer propio el triunfo de un radical K en Santiago

Zamora se encamina a la reelección. Ya lo visitaron ministros y esperan a los Kirchner.Por: Julio Rodríguez

Gerardo Zamora, el radical aliado al kirchnerismo que gobierna Santiago del Estero, se encamina a una segura reelección en los comicios de este domingo. Será, seguramente, la primera alegría electoral para Cristina y Néstor Kirchner, en el adelanto de la pelea de 2009.

En las últimas encuestas encargadas por el Gobierno santiagueño, Zamora aparece con el 72% de intención de voto y ya se habla de una "elección unipolar". Con este panorama, el Ejecutivo nacional se prepara para sumarse al festejo y convertirlo en propio. Lo ven como una oportunidad para mostrar que Cristina mantiene intacto su nivel de adhesión en este distrito y que la Concertación de kirchneristas y radicales, al menos en esta provincia, está intacta.

Esto es lo que, por ejemplo, ha dejado trascender el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que visitó esta provincia, el lunes pasado. "El triunfo de Gerardo (por Zamora), será también el de Cristina", dijo el funcionario, eufórico porque los números marcan un triunfo holgado del aliado radical K.

Por eso, en los últimos días, otros ministros del Gabinete nacional también han visitado Santiago del Estero para "respaldar" la candidatura de Zamora. Julio De Vido estuvo el viernes 14: inauguró obras hídricas y realizó otros anuncios, con dinero de la Nación, por más de $ 500 millones.

Junto con Massa, el lunes, estuvieron también el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco y Amado Boudou, el titular de la ANSeS, que firmó un convenio con Zamora para beneficiar a casi 20.000 santiagueños. El fuerte desembarco obedece a que están preparando el terreno para un festejo de los Kirchner en Santiago.

De hecho, De Vido ya anunció que Kirchner estaría este miércoles en la inauguración de la nueva terminal de Santiago y que marcará el cierre de campaña de Gerardo Zamora. Podría venir también Cristina si su agenda se lo permite, según lo dijo también Massa en su visita.

Zamora goza de la enorme simpatía de los Kirchner. De hecho, el radical es uno de los pocos fieles que, por ejemplo, durante el conflicto de las retenciones no se juntó con Julio Cobos y se mostró a favor del gobierno.

Ha sido consecuente el radical K: asumió en marzo de 2005 e inmediatamente se alineó con Kirchner. Al mes siguiente, para el 25 de mayo, el entonces presidente hizo celebrar el tedéum en Santiago y firmó el acta de reparación histórica para esta provincia, con millonarias obras que hoy están en plena construcción.

El camino está allanado para Zamora: no hay enfrente alguien que le pueda hacer "sombra". El propio Kirchner se encargó que el PJ oficial en Santiago del Estero, hoy fuertemente debilitado, no presente candidatos a gobernador y vice y sólo compita con una lista de diputados, en la que ofrece postulantes casi desconocidos.

Comentá la nota